.
.

Grecia da su brazo a torcer y pide una prórroga


Noemí Izquierdo – Madrid 20/02/2015

Después de semanas de inestabilidad política en el Eurogrupo, Atenas presentaba este jueves una carta en la que solicitaba de forma formal una prórroga de la ayuda financiera europea de seis meses. Alemania se opone, pero Francia e Italia no descartan en absoluto conceder este respiro a Grecia.

En la carta enviada a Bruselas, el gobierno griego cede a casi todas las demandas de sus compañeros europeos, pero se guarda en el tintero algunas de las peticiones que Alexis Tsipras y su equipo consideran esenciales para salir de la crisis en la que se encuentra inmersa el país.

La carta

En apenas dos folios, el ministro de finanzas griego, Yanis Varoufakis, se dirige al presidente del Eurogrupo, Jeoren Dijsselbloem, pidiendo “la extensión del Acuerdo Máster para la Facilidad de Asistencia financiera por un periodo de seis meses”. Grecia reclama un “mejor uso de la flexibilidad dentro del acuerdo actual, el cual Atenas buscará concluir exitosamente y revisarlo sobre la base de las propuestas del Gobierno griego y las instituciones”.

El ministro heleno hace hincapié en el compromiso de Grecia con profundizar el proceso de reformas y en la mejora del crecimiento y el empleo, la sostenibilidad financiera y de la deuda, y una mayor justicia social tras los costes provocados por la aguda crisis financiera por la que atraviesa el país.

La propuesta consta de 7 puntos. El primero se trata del compromiso griego para estabilizar la posición fiscal con “superávits fiscales apropiados” que garanticen la sostenibilidad de la deuda. Varoufakis insiste que las metas fiscales de 2015 son inalcanzables para Grecia. En segundo lugar, Grecia propone trabajar con los socios europeos e internacionales y se compromete a no tomar decisiones multilaterales que hagan peligrar las metas fiscales, la recuperación económica y la estabilidad financiera.

El tercer punto reclama al Banco Central Europe que reintroduzca la posibilidad de que sus bancos coloquen deuda griega a cambio de liquidez. Además, el gobierno griego pide la extensión de la financiación del rescate europeo por un periodo de seis meses. Como quinto punto de la carta, Grecia se compromete a trabajar con las instituciones en el “Contrato de Recuperación y Crecimiento”, un concierto entre las autoridades griegas, Europa y el FMI.

Por último, los dos puntos restantes de la carta proponen que la Unión Europea y el Banco Central Europeo supervisen el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional “con el mismo espíritu”. Además, Grecia pide la negociación de la activación de las disposiciones acordadas por el Eurogrupo en noviembre de 2012 sobre las medidas de asistencia de la deuda.

Las reacciones

Bruselas, tras recibir la carta del gobierno heleno, ha convocado una reunión urgente con los ministros de Finanzas de la zona euro este viernes, en la que se abordará exclusivamente el tema griego. Esta reunión da indicios de que un acuerdo entre la Grecia rebelde y sus socios europeos.

Aunque todavía no ha tenido lugar la reunión, ya se dejan ver las posturas de los diferentes estados europeos. Alemania encabeza la lista de países más reacios a ceder y aceptar la prórroga, junto con otros como España. Berlín pide más y pese a que Francia, Italia y el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, consideran este paso del gobierno heleno como un “signo positivo” para el acuerdo y el compromiso, el ministro alemán de finanzas, de momento, rechaza la petición, aunque señala que se trata de un buen primer paso.

El problema entre Grecia y Europa ha trascendido lo económico y se basa en diferencias políticas. Los miembros del Eurogrupo más reacios a la prórroga, piden que quede claro que Grecia pagará todas las deudas y se ceñirá al actual programa, con la financiación y las condiciones correspondientes, dejando la negociación de la flexibilidad para más adelante, según las declaraciones de un ministro de la zona euro en una reunión previa a la de este viernes.

Por su parte, Grecia cede en algunas cuestiones, pero, a su vez, espera que Europa sea benévola.

Fuente de la imagen: Reuters

 



Estudiante de 4º de Periodismo y Relaciones Internacionales en la Universidad Antonio de Nebrija. Actualmente en periodo de prácticas en el área web del diario económico Expansión.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.