.
.

Debate del Estado de la Nación


Sergio Rupérez – Zaragoza – 27/02/2015

Rajoy defiende la recuperación española y cita las bondades de su Gobierno ante un Pedro Sánchez combativo que acusa al presidente de “cercenar” los derechos de los trabajadores. El debate estuvo marcado por la dura confrontación entre oposición y Gobierno, que se reprocharon mutuamente su gestión, ante un hemiciclo muy acalorado.

El Debate del Estado de la Nación, el primero del líder socialista Pedro Sánchez, celebrado durante esta semana, dejó entrever las diferencias entre el Gobierno y la oposición. Mientras Rajoy defendió las reformas llevadas a cabo por su ejecutivo y habló en términos de recuperación económica, el líder de la oposición le acusó de “precarizar el empleo” y presentó la llamada “recuperación justa”, apoyada por los socialistas.

Alberto Garzón, diputado de Izquierda Unida, acusó a Rajoy de “saquear las conquistas sociales que consiguieron las generación anteriores” y criticó al bipartidismo que, según él, “nunca antes estuvo en horas tan bajas”. Por otro lado, en UPyD, Rosa Díez, culpó al presidente de “vivir de espaldas al país” y afirmó que “perderá las elecciones por mentir a los españoles, igual que Zapatero”.

Rajoy, el positivo

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, acudió a la cita anual en el Congreso de los Diputados con un discurso positivista con respecto a su gestión al frente del país y la situación de la economía española. El presidente, visiblemente confiado, afirmó que España ha salido de la “pesadilla” y avisó de que las “recetas mágicas”, en clara alusión a Podemos, pueden retrasar años al país.

Rajoy además señaló la mejoría de los datos del paro, con previsión de crear hasta “tres millones de empleos” en los próximos años, y revisó al alza el crecimiento económico que, en palabras del presidente, rondará el 2,4% durante el 2015. Apeló además a la clase media, a la que dijo querer devolver los “esfuerzos” realizados estos años atrás, con medidas como una nueva tarifa reducida que incentive los contratos indefinidos, con hasta 500 euros exentos del pago a la Seguridad Social, una ley de segunda oportunidad para las familias con deudas, bonificaciones para la conciliación de autónomos y una reducción de las tasas judiciales, que su propio Gobierno aprobó, sin especificar eso sí ni cuándo ni cuánto.

En su intervención, el presidente se vanaglorió de “haber superado la crisis” sin haber tenido que “pedir el rescate europeo”, hecho desmentido más tarde por la oposición, encabezada por el socialista Pedro Sánchez, que mostró a Rajoy varias portadas de prensa sobre el citado rescate. Contradiciendo a los datos publicados por organizaciones como Cáritas, que alertan de que la pobreza y la desigualdad ya son “estructurales” en España, el presidente afirmó además que el país ha salido de la crisis sin “desgarros sociales”.

Al finalizar su discurso Rajoy, algo nervioso tras las contras de Sánchez, el popular espetó al socialista que “no volviera” al Congreso para “no decir nada” y tildó su intervención de “patética”. La actitud fue reprochada con intensidad por la bancada socialista que afirmó que “Rajoy perdió los papeles”.

Sánchez, estreno sin pelos en la lengua

En su estreno en el Debate del Estado de la Nación, el socialista Pedro Sánchez, con una garra superior a la habitual en otras declaraciones parlamentarias, mantuvo el pulso al presidente reprochándole su gestión. “Usted pasará a la historia por precariedad, impuestos y Bárcenas”, afirmó Sánchez ante un Rajoy crecido, para después acusarle de “deshacer los derechos laborales, educativos y sanitarios de los españoles”.

El líder de los socialistas ofreció, tras criticar con intensidad el discurso de Rajoy, sus propuestas y se ofreció como “una salida a la izquierda”. Sánchez habló de la denominada “recuperación justa”, que evite el “desmantelamiento social y laboral” al que, según los socialistas, ha sometido el presidente al país.

El socialista aseguró además encabezar un “cambio seguro y esperanzador” que prime una política “decente y limpia” y aprovechó para reclamar su condición de “político limpio”.

Respecto a la cuestión catalana, también debatida en el Parlamento, aunque de forma superficial, Sánchez defendió el “reformismo”, en alusión a la revisión de la Carta Magna, frente al “rupturismo e inmovilismo” de Rajoy. Según el socialista, “tan error es ni mover una coma como tratar de liquidar la Constitución”.

Alberto Garzón frente al bipartidismo

Además del ya clásico debate PSOE-PP, grandes fuerzas tradicionales, otras formaciones como Izquierda Unida también contribuyeron a subir la temperatura en el Hemiciclo.

El joven diputado, Alberto Garzón, encabezó la contra del partido izquierdista marcada por una fuerte crítica al bipartidismo imperante y a las políticas llevas a cabo por el presidente Rajoy. “Vamos a recuperar los derechos sociales robados”, afirmó Garzón en alusión al Gobierno popular tildando a Rajoy de “cuentacuentos” y “mentiroso”.

Durante su intervención hubo varias “apariciones” de la figura de Pablo Iglesias y Podemos al mencionar Garzón la idea de crear “un nuevo país con una política de izquierdas”.

UPyD, combativa

En UPyD fue su portavoz Rosa Díez la que lideró la contra al presidente. Según Díez, “Rajoy perderá las elecciones por mentir a los españoles, igual que Zapatero” ya que su Gobierno vive “de espaldas al país”.

La líder de la formación magenta tildó además la política del presidente de “insensata” y “mediocre” y afirmó que “los españoles van a luchar por la España que merecen” acabando con la “gigantesca estafa de los partidos viejos”.

Desde UPyD reclamaron a Rajoy ambición para conseguir la España del 5, que se traduzca en un país con un 5% de paro, 5% de fracaso escolar, un 5% de inversión en I+D+i, con al menos una universidad entre las cinco mejores del mundo y con un 0% de pobreza.

Otros grupos

En cuanto a otras formaciones, destacaron Duran i Lleida, de CIU, que acusó a Rajoy de “negligencia política” por no dialogar con Cataluña, Joan Coscubiela, de ICV-EUiA, que denominó a Rajoy el “capo de la familia” del PP y Aitor Esteban, que afirmó que “mirando hacia otro lado no se solucionará el problema catalán y vasco”.

Curiosidades del debate

El debate no estuvo solo marcado por las intervenciones de los distintos grupos parlamentarios sino que además contó con varios momentos que saltaron a la vista por su carácter extraordinario.

Por un lado, el diputado socialista por Granada, Manuel Pezzi, sacó una bandera de Andalucía con la que se envolvió para contestar a Rajoy, provocando que el presidente de la Cámara, Jesús Posada, le llamara al orden, y siendo jaleado por la bancada socialista.

Otro momento excepcional del debate fue el desmayo que sufrió el diputado de Compromís, Joan Baldoví, que obligó a suspender durante cinco minutos la sesión. El político fue atendido por la ministra Ana Pastor, médica de profesión, y varios diputados.

Por último, cabe destacar la polémica suscitada por la vicepresidenta del Congreso, Celia Villalobos, descubierta por el periodista Antonio Maestre, a través de un vídeo, jugando a un videojuego en su tableta mientras se desarrollaba la sesión.

La seriedad, imprescindible

El pasado Debate del Estado de la Nación ha demostrado que muchos de nuestros diputados no cuentan aún con la educación que requiere el parlamento de una Democracia consolidada, como debería ser España.

Los comportamientos, que rozan lo pueril, de algunos diputados populares, e incluso el propio Rajoy, utilizando la descalificación como argumento dejan mucho que desear. A este festival del insulto se une además la salida de tono innecesaria protagonizada por el socialista Manuel Pezzi.

Por si fuera poco, la actitud de Celia Villalobos es absolutamente reprobable, más propia de una escolar que de la vicepresidenta del Parlamento de uno de los países más destacados de Europa.

Nuestros políticos deben mostrar seriedad si de verdad quieren ganarse la confianza de los ciudadanos. La soberanía reside en la Cámara Baja, no podemos permitirnos que ésta se encuentre plagada de maleducados, de hombres y mujeres a los que parece importarles más el entretenimiento individual y el espectáculo que la representatividad nacional.

Fuente de la imagen: RTVE

 

 



Blogger Redactor en Madeinzaragoza, OcioUrbanoZaragoza y ScennicMagazine. También en TempusFugitNews. Periodista en construcción...


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.