.
.

La ignorancia, el mayor enemigo del arte


Estado Islámico acaba con el arte

Ainara Guerra – Madrid 27/02/2015

Yihadistas del Estado Islámico difundieron un video en donde mostraban como reducían a escombros esculturas de 3000 años de antigüedad pertenecientes a un museo de Mosul. Además, quemaron cerca de 8.000 libros antiguos y 100.000 manuscritos para dejar en las bibliotecas de la ciudad solamente obras de contenido religioso.

Los radicales de ISIS irrumpieron en el museo de Nínive, al sudeste de Mosul (Irak), y armados con martillos, mazos y taladros, acabaron con obras que fueron cinceladas en el siglo VII antes de Cristo, pertenecientes al imperio asirio. Con escasos empujones acabaron con obras levantadas hace 3000 años, con la excusa de que el profeta les ordenó deshacerse de las estatuas y las reliquias.

Así mismo, al menos 8000 libros antiguos y 112. 709 manuscritos de la Biblioteca Pública fueron reducidos a cenizas, ante los ojos de universitarios horrorizados. También destruyeron con explosivos el edificio que los albergaba. La biblioteca nació en 1921 y representa un símbolo del nacimiento del moderno Irak. No ha sido el único edificio perjudicado, pues el Estado Islámico además ha infligido un gran daño a la biblioteca musulmana sunita, a la biblioteca de la Iglesia de 265 años de edad, a la de América, al Monasterio de los Padres Dominicos y a la Biblioteca del Museo de Mosul, que contenía manuscritos que datan de 5.000 antes de Cristo.

No obstante, en estos casos no se quemaron los documentos, sino que “fueron depositados en camiones frigoríficos” lo que lleva a pensar que podrían ser vendidos en el mercado negro. Algunas de las obras perdidas habían sido incluso registradas en la lista de rarezas de la UNESCO. Supuestamente estas “promueven la infidelidad y llaman a desobedecer a Alá”.

La biblioteca de Mosul ya había sido atacada con anterioridad. En 2003, tras la caída de Sadam, el edificio fue destruido y muchos de los preciosos volúmenes desaparecieron en esa oportunidad. Sin embargo, se llevó a cabo un gran esfuerzo por los habitantes que resguardaron manuscritos en sus hogares, así como las familias ricas de Mosul compraron los libros que habían sido robados. Sin embargo, esta vez los islamistas anunciaron la pena de muerte para quien se atreviera a repetirlo.

Continuación del legado de los talibanes

En 2001, los talibanes procedieron a la destrucción de los colosos de Bamiyan, localizados en Afganistán. Era estatuas de Buda de más de 35 metros de altura tienen un valor incalculable puesto que son muestras únicas en el mundo del fundador de la fe budista en posición de pie, esculpidas entre los siglos III y IV. En este caso no se mediatizó la destrucción, pero se sospecha que se llevó a cabo mediante dinamita. Muchas otras miles de obras arqueológicas fueron destruidas por los talibanes.

El arte que financia la radicalización

Se sabe que el Estado Islámico ha obtenido fondos vendiendo en el mercado negro restos arqueológicos conseguidos en Irak y Siria. Si las dimensiones de las obras son muy grandes o faltan compradores, las piezas, simplemente, se destruyen. Según el diario The Times, un centenar de objetos procedentes de Siria se han vendido en el Reino Unido en beneficio del Estado Islámico. En su mayor parte se trata de piezas de valor y tamaño medianos: monedas bizantinas de oro y plata u objetos decorativos. Según Robert Jenrick, exdirector de la sala de subastas Christie’s, se trata de la “mayor amenaza a la cultura desde la Segunda Guerra Mundial y también una importante fuente de ingresos para ISIS y el régimen de Asad“.

Mosul, el bastión yihadista

Mosul es la ciudad más grande de cuantas tiene controladas el Estado Islámico, conquistada en junio del año pasado. En medio año de control yihadista de esta ciudad histórica, se ha conseguido acabar con siglos de historia de la humanidad. “El arte tiene un enemigo que se llama ignorancia”, entonaba Ben Jonson en pleno Renacimiento, y hemos podido comprobar que esta afirmación sigue a la orden del día. Se ha producido la destrucción de un arte milenario con herramientas del siglo XXI, utilizadas por mentes del siglo VI.

Fuente de la imagen: Youtube




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.