.
.

Los periodistas topan con la ley al cubrir desahucios


rodea-680x365

Jaime Llinares Taboada – Madrid 06/03/2015

Jaime Alekos, reportero gráfico, tuvo que pasar la noche en el calabozo acusado de resistencia, desobediencia y atentado a la autoridad. Unos días antes, una fotoperiodista fue denunciada por tuitear la imagen de un policía riéndose en un desahucio.

Cada vez falta menos para que entre en vigor la “Ley Mordaza”, y, mientras tanto, el mundo del periodismo ya empieza a notar la creciente presión institucional para que los desahucios desaparezcan de la escena mediática. Es un problema que afecta sobre todo a medios desconocidos por el gran público, ya que las actuaciones policiales sobre sus periodistas no tienen casi repercusión.

Jaime Alekos, detenido por grabar un desahucio

El pasado 27 de febrero este reportero gráfico, colaborador del diario digital periodismohumano.com, se encontraba en la terraza de una casa en la calle Ofelia Nieto de Madrid. Dicha vivienda iba a ser desahuciada por la policía, en un caso con bastante polémica en el barrio. La intención del ayuntamiento es demolerla para ampliar la acera contigua: la casa no entra en el plan urbanístico. En esa casa vivía una familia con tres hijas.

Jaime Alekos se encontraba grabando la actuación policial desde la azotea de la casa. Tras entrar, la policía detuvo a los activistas que estaban en ella, además del periodista. Según el propio Alekos, repitió en varias ocasiones “que es periodista”, pero la policía hizo caso omiso a sus protestas.

Fueron conducidos a la comisaría de Moncloa, acusados de resistencia, desobediencia y atentado a la autoridad por “arrojar gasolina” desde la terraza a los agentes, algo que el reportero niega rotundamente. Al día siguiente, el reportero fue puesto en libertad junto a algunos de los activistas. Jaime Alekos, que estuvo más de un día en los calabozos, denuncia que pasaron 11 horas hasta que le permitieron hablar con su abogada.

Alicia Armesto, denunciada por tuitear la imagen de un policía riéndose

Esta reportera gráfica trabaja para la cadena de televisión vallecana Tele K, en la que suele ser la encargada de cubrir los desahucios. El 3 de febrero, Armesto estaba en uno de ellos cuando grabó a un antidisturbios riéndose en las inmediaciones de la vivienda desalojada. La fotoperiodista publicó el siguiente tuit: “Orgullosos de echar a niños de cinco y siete años #Jessicasequeda”, acompañado de la imagen del antidisturbios. Además, Alicia Armesto también subió el vídeo del desahucio a Youtube.

El agente interpuso una denuncia contra la periodista por lo que considera una “vejación injusta”, y alega que había avisado a la denunciada de que si las imágenes “fueran publicadas en Internet con ánimo denigratorio lo pondría en conocimiento del Juzgado correspondiente”. Alicia Armesto tendrá que ir a juicio de faltas el 8 de abril.

El drama de los desahucios es, sin duda, una de las caras más amargas que la crisis está dejando en nuestro país. Decenas de miles de personas han perdido sus casas desde el inicio de la crisis, sin que el gobierno haya tomado medidas reales para atajar el problema. El trabajo de los periodistas al informar de estos hechos se vuelve más importante que nunca.

Sin embargo, con la nueva Ley de Seguridad Ciudadana, “el uso no autorizado de imágenes o datos personales o profesionales de autoridades o miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad” será un delito penado con multas de hasta 30.000 euros.

Fuente de la imagen: www.lamarea.com




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.