.
.

Otro asesinato por la libertad de expresión


Dadáev

Miguel Ángel Rodríguez Rodríguez – Madrid 13/03/2015

Zaur Dadáev fue detenido el pasado sábado por la policía rusa, junto con cuatro cómplices, acusados de la muerte del líder opositor ruso Boris Nemtsov. Nemtsov fue asesinado la noche del 27 de febrero cuando paseaba por un puente cercano al Kremlin.

Tras el asesinato del líder opositor las calles del centro de Moscú se llenaron de miles de personas que querían dar un último adiós a Nemtsov, quien había sido uno de los contrincantes de Putin más conocidos. Diversas personalidades políticas de varios países del mundo acudieron al entierro. Por su parte, el Kremlin mandó únicamente a un representante de bajo nivel.

Debida a la situación de inestabilidad política que se vive en el país desde hace unos meses y a la muerte de algunos líderes políticos de la oposición en extrañas circunstancias, el primer pensamiento de la población rusa fue que se trataba de un asesinato encargada por algún alto dirigente del Kremlin. Sin embargo, Putin declaró que se trataba de un “asesinato por encargo” con el objetivo de provocar a la clase política rusa, intentando desterrar las sospechas que pendían sobre él. El presidente ruso llegó a prometer a la madre de Nemtsov que haría todo lo posible para castigar a los asesinos de su hijo.

Zaur Dadáev, detenido

El pasado sábado los cuerpos de seguridad rusos detuvieron a dos personas de origen checheno, Zaur Dadáev y Anzor Gubáshev, presuntos culpable del asesinato. Durante el domingo se produjeron tres detenciones más, las de los presuntos cómplices del asesinato, Shaguid Gubáshev, Tamerlán Esterjánov y Jamzad Bajáev. Los cinco, todos chechenos, se encuentran a disposición judicial.

Dadáev, ex agente de las fuerzas especiales chechenas, declaró ser el autor intelectual y único del asesinato. Por otro lado, también confirmó la participación de los otros cuatro detenidos. Sin embargo, el pasado martes se desdijo de sus palabras y aseguró que las declaraciones se las habían sacado tras dos días de maltratos continuos.

El yihaidismo se extiende

El presunto móvil que tendría Dadáev para asesinar al opositor ruso son las declaraciones que este último realizó en apoyo a los caricaturistas asesinados durante la masacre del Charlie Hebdo. Nemtsov era bastante crítico con los musulmanes que vivían en Rusia y con las creencias de Mahoma. Boris Nemtsov llegó a declarar que “el islam se encuentra en la edad media”. Esto podría haber provocado que Dadáev, musulmán convencido y extremista, hubiera planeado su asesinato.

Siendo esta la principal hipótesis que mantiene la policía, no se descarta que se trate de un asesinato por encargo de ciertos líderes rusos, debido a la proximidad de Dadáev con altos cargos de la administración rusa. El resto de los detenidos han asegurado no tener nada que ver con el asesinato de Nemtsov.

Una defensa inesperada

El líder de Chechenia, Ramzan Kadirov, ha defendido abiertamente la inocencia de Dadáev, asegurando que todo aquel que le conoce sabe que haría cualquier cosa por defender a su patria y mantener el orden y la seguridad. Dadáev formó parte de las fuerzas especiales chechenas durante más de 8 años, donde, según Kadirov, protegió a su patria por encima de todo. Finalmente, ha declarado que, en caso de que fuese verdad que Dadáev es culpable, este tendría sus motivos para actuar de esta manera.

Según la Agencia Interfax, la policía rusa baraja la posibilidad de un sexto implicado en el asesinato de Nemtsov. Bislán Shavánov, un checheno islamista se inmoló el pasado día 7 de marzo en la ciudad de Grozni, tras ser acorralado por la policía en unas oficinas. Debido a su relación con los implicados en el asesinato se piensa que pudo formar parte del tiroteo que acabó con la vida de Boris Nemtsov.

Tras las declaraciones de Dadáev se suma una víctima más a las personas asesinadas por los islamistas extremistas y que perecieron en apoyo a la libertad de prensa. Hace falta recordar una frase del filósofo inglés William Peen, cuando decía: “La verdad –y en este caso la religión- a menudo sufre más por el fanatismo de sus defensores que por los argumentos de sus detractores”.

Fuente de la imagen: AP




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.