.
.

Ataque yihadista conta la democracia


Miguel Angel Rodriguez Rodriguez – Madrid 20/03/2015

El ataque terrorista perpetrado contra el Parlamento tunecino ha sido reivindicado por el Estado Islámico. La ofensiva se saldó con la muerte de 23 personas, 19 de ellos turistas, entre los que se encontraban una pareja de jubilados catalanes.

Tres terroristas atacaron, a primera hora del pasado miércoles, el parlamento tunecino durante el debate de la reforma de la ley antiterrorista. Tras el alto de la policía encargada de proteger la Cámara, los tres individuos iniciaron un tiroteo, provocando la muerte de 8 turistas y dejando 20 heridos. El museo del Bardo, muy próximo al Parlamento, sirvió de refugio para los terroristas, que se atrincheraron allí con varios rehenes.

No fue hasta las 15:00 horas del miércoles cuando la guardia de asalto tunecina consiguió abatir a los tres terroristas que se refugiaban en el museo. Tras la puesta en libertad de los rehenes la policía halló 10 cuerpos más sin vida, elevando a 18 la cifra de fallecidos. La gran mayoría de los muertos eran turistas provenientes de dos cruceros que habían atracado en Túnez esa misma mañana, de nacionalidad española, polaca, italiana, japonesa, australiano-colombiana y alemana.

Tragedia por la muerte de dos españoles

Tras conocer la muerte de una pareja de turistas españoles el Ministerio de Asuntos exteriores activó el protocolo de emergencias consulares. Se trataba de un matrimonio de jubilados provenientes de Cataluña. Habían llegado a bordo del crucero MSC Splendida y se encontraban en el museo del Bardo cuando los asaltantes hicieron su entrada. Tras conocer el atentando, el ministro del Interior, Fernández Díaz, ha asegurado que se va a enviar a un grupo de policías especializados en la lucha antiterrorista para ayudar a recabar pruebas.

La alarma volvía a sonar cuando el buque MSC Splendida avisaba que una pareja de españoles no había vuelto al barco a la hora del embarque, se trataba de un hombre y una mujer embarazada. Las fuerzas de seguridad de Túnez, en contacto continuo con el ministerio de Asuntos Exteriores español, iniciaron la búsqueda de ambos españoles. Fue ayer, jueves, por la mañana cuando llegaba la noticia de que habían sido encontrados escondidos en el museo donde se produjo el ataque. Habían permanecido ocultos durante toda la noche por miedo a otro ataque.

El Estado Islámico actúa otra vez

El jueves pasado el Estado Islámico (EI) se atribuía la autoría del asesinato a través de un comunicado difundido en la radio. El EI enalteció a los terroristas que perecieron en el asalto contra el Parlamento y amenazó con un mayor número de ataques. “Esperad las buenas nuevas de que os haremos daño porque lo que habéis visto es la primera gota de lluvia, si Alá quiere”. Pese a que se han identificado a dos de los atacantes, todavía no se les ha podido vincular con un grupo yihadista.

Saber Jachnaui y Yasin Labidi son los dos hombres identificados por el servicio de inteligencia tunecino como los atacantes del museo de Bardo. Labidi ya estaba fichado por la policía de Túnez, aunque no por causas terroristas. La policía también ha detenido a 9 personas que podrían estar vinculadas con el ataque terrorista. Cuatro de los detenidos estarían estrechamente relacionados con el asalto al Parlamento, según el Gobierno tunecino, los otros cinco podrían formar parte del grupo yihadista que efectuó la ofensiva.

Un golpe democrático y económico

Tras la terrible tragedia acontecida en Túnez las compañías de cruceros MSC y Costa Cruceros, dueña del otro barco que se encontraba amarrado en el puerto, han decidido suprimir la escala en Túnez de sus siguientes viajes, con el objetivo de evitar el riesgo para sus clientes. Ambos barcos, el MSC Splendida y el Costa Fasciona, partieron en la madrugada del miércoles al jueves de Túnez, con ausencias en el pasaje debido a que los turistas heridos permanecieron en un hospital de la capital.

Una vez más la democracia y la libertad se han visto atacadas por aquellos que no respetan nada ni a nadie y cuyo propósito es inculcar en el resto del mundo su propia religión. Buscan nuestro miedo, acobardarnos con sus actos y lograr que sucumbamos en la dinámica del miedo, donde los actos violentos son las riendas que conducen a la humanidad. Tomando prestadas unas palabras de Neruda y en un intento de animarnos a todos a seguir para delante, os digo: “Queda prohibido no sonreír a los problemas, no luchar por lo que quieres, abandonarlo todo por miedo”.

Fuente de la imagen: Reuters




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.