.
.

Hallados los posibles restos de Miguel de Cervantes


Santy Pérez Payá – Madrid 20/03/2015

Ya se ha hecho público y de manera oficial el hallazgo de los restos de Miguel de Cervantes Saavedra. A falta de pruebas de ADN aún no se puede confirmar con toda certeza que sean del creador del Quijote pero el forense y director del equipo de investigación Francisco Etxebarría asegura que sí. El descubrimiento ha tenido lugar en el barrio de las Letras de Madrid y más concretamente en la iglesia de las Trinitarias y ha sido posible gracias a un equipo de 36 personas en los que hay antropólogos, arqueólogos, forenses, técnicos e historiadores.

Ciencia e historia se han unido en un mismo proyecto para recuperar los restos del escritor español más importante. Falleció en 1616 y es en 2015 cuando han aparecido sus vestigios. Se han encontrado fragmentados y mezclados con los de otros 16 difuntos, incluida su esposa. Según el análisis del equipo, los huesos pertenecen a 6 hombres, 5 mujeres y 5 niños.

El hallazgo se ha producido 10 meses después de que se reiniciase la investigación que llevaba abierta ya 4 años. Una larga temporada que ha tardado tanto por aclarar los intereses políticos, eclesiásticos y presupuestarios. Fueron el Gobierno Regional y el arzobispado de Madrid quienes tuvieron que dar el visto bueno para el comienzo de la investigación. Un proyecto que lleva dos fases de investigación y seguramente necesite de una tercera para darlo por finalizado. La primera fue sobre todo para estudios geofísicos y estaba al mando del geodarradarista Luis Avial y costó 12.000 euros del presupuesto municipal. La segunda fase ya se la encargaron al forense Francisco Exteberría y el precio se ha disparado hasta los 102.000 euros del presupuesto municipal también y ya han afirmado que habrá una tercera para analizar las prácticas en el laboratorio. En todo este proceso, se ha tenido que consultar, analizar y estudiar centenares de libros registrales de la parroquia de San Sebastián, documentos, legajos, cartas y minutas procedentes del Archivo Histórico Nacional, del Archivo Diocesano de Toledo, de la Biblioteca Nacional y de los duques de Medinaceli con la ayuda del historiador Francisco José Marín Perellón.

A falta del ADN como prueba definitiva de que fuera el escritor, Extebarría se ha mostrado prudente con sus declaraciones: es posible considerar que entre los fragmentos se encuentran algunos pertenecientes a Miguel de Cervantes. “No lo hemos podido resolver con certeza absoluta y por eso somos prudentes. Estamos convencidos de que tenemos algo”. Pero hay varias pruebas que indican que ciertamente hay huesos de Miguel de Cervantes. Él mismo pidió ser enterrado en el Convento de las Trinitarias, en la tabla del nicho (algo parecido a lo que es un ataúd hoy en día) se encontraban las iniciales “M.C”. Otro dato peculiar es que han encontrado plomo en la osamenta, metal que podría proceder de los tres balines que le sacudieron la mano izquierda y el esternón, cuando combatió contra los turcos en octubre de 1571 y su padre y su tío fueron enterrados en ese mismo convento también.

Ya se están planteando convertir el convento de forma parcial o total en un centro cultural dedicado al Siglo de Oro pero de momento sólo son ideas al igual que se prevé la apertura de un acceso del público a la cripta donde se encuentran los restos atribuibles a Cervantes. Todo esto tendría que ser aprobado por el Arzobispado de Madrid.

En este último aspecto, si que deberían de considerar mostrar de cara al público los restos de Cervantes, es un hito de la literatura española y mundial y aunque sólo sean unos huesos, muchos curiosos estarían interesados en visitar el Convento de las Trinitarias.

Fuente de la imagen:  historiayarqueologia.com



Estudiante de 3º de Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.