.
.

David Cal se ha cansado de remar


 

Santy Pérez Payá – Madrid 27/03/2015

David Cal, el máximo medallista español ha decidido abandonar el mundo del piragüismo antes de sus cuartos Juegos Olímpicos. A sus 32 años y a menos de 500 días de los Juegos de Brasil, el palista no se siente ni con ganas ni con la preparación necesaria para afrontar ese nuevo reto. Así se queda con 5 medallas de plata y 1 de oro dejando a sus seguidores muy sorprendidos.

El deporte español pierde a una de sus bazas más importantes en los Juegos Olímpicos. Desde Atenas 2004 en la que Cal logró su primer oro que el palista ha sido un seguro en cuanto a medallas para la representación española.

Con la vista puesta en los Juegos Olímpicos de Brasil en 2016, la federación brasileña de piragüismo fichó al entrenador de Cal, Suso Morlán. Ante esta increíble oportunidad, éste no pudo negarse pero impuso como requisito que su pupilo le acompañara en esa nueva fase de su vida. Así, tanto David Cal como Morlán vieron la posibilidad de seguir entrenando juntos en Brasil. Pero en esta ocasión algo cambiaba ya. Morlán ya no tenía fijada la mirada en su campeón sino en un grupo más grande en el que se incluía el español. Quizás este ha sido el mayor inconveniente. Acostumbrado a una atención personalizada, Cal no ha podido o no ha sabido entrenarse como entraba anteriormente. Según afirma el entrenador, actualmente Cal ni tiene la actitud necesaria para afrontar unos Juegos ni el nivel que esto exige. Se ha atrevido incluso a decir que está 20 kilos por encima de su peso de competición y que a este ritmo ni siquiera podría clasificarse para el Mundial. La tensa relación entre entrenador y deportista queda pues en evidencia.

De momento el piragüista, en su última visita a España anuló el viaje de vuelta a Brasil y el Presidente de la Federación Española de Piragüismo, Juan José Román Mangas ha informado ya al Consejo Superior de Deportes (CSD) esa decisión de no volver.

Aún no es oficial

Todo apunta a la retirada de la piragua monoplaza aunque de momento David no se ha pronunciado y por supuesto no es oficial. Todo lo que se está dando a conocer es por el entrenador Morlán. Lo que realmente queda claro entonces es la ruptura definitiva con su entrenador y desde el CSD no quieren oficializar nada porque sigue en pie la posibilidad de que Cal se busque a otro entrenador. Y mirando atrás, en los Juegos Olímpicos de 2012, Cal pasó por una situación similar y logró la medalla de plata. Digamos que es su peculiar forma de afrontar las olimpiadas.

En entrevistas anteriores David ya había declarado que echa de menos su tierra (Pontevedra), su familia y sus costumbres. Y estos recuerdos sumados a que no está mentalizado lo suficiente como para lograr algo importante en 2016 hacen que David quiera quedarse en casa. No ve una recompensa posible lo que impide muchísimo el sacrificio.

No es normal prepararse durante más de dos años para un objetivo y en la recta final tirar la toalla. Algo importante ha pasado entre David y su entrenador para que hayan decidido dejar una relación más que profesional 16 años después. Igual su familia o amigos le dirían que se tomase las cosas con más calma, que desconectase un tiempo en su casa pero que tiene que poner todo de su parte para llegar a los juegos en las mejores condiciones. Porque éste es el deseo de todos los que le siguen, y seguro que en lo más profundo de su corazón también. Queremos que siga haciendo historia representando a España.


Fuente de la imagen: www.cadenaser.com

 

 

 

 

 



Estudiante de 3º de Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.