.
.

España confluye en Madrid en las “Marchas de la Dignidad”


Los participantes corearon consignas como En el Parlamento no está la solución, la solución es la revolución, No permitiremos ni un desahucio más, Que viva la lucha de la clase obrera o Hace falta ya una huelga general.

Ainara Guerra Fernández – Madrid 27/03/15

Nueve columnas procedentes de toda España han confluido en Madrid en símbolo de protesta por la situación social en la que viven aún muchas familias, así como para dar un impulsó la convocatoria de huelga general para el 22 de octubre. Tras las manifestaciones, medio centenar de personas fueron identificadas y al menos 17 personas detenidas.

En Plaza de Colón y en sus calles adyacentes tronaba el unísono lema de “Pan, trabajo, techo y dignidad”, en una manifestación emprendida por 300 organizaciones sociales y sindicales. La manifestación transcurrió de manera pacífica, y consignas como “en el Parlamento no está la solución, la solución es la revolución”, “no permitiremos ni un desahucio más” o ”hace falta ya una huelga general” silenciaron la lluvia que caía en la capital española. Entre las nubes se entrelazaban pancartas con lemas como “¿PPSOE? No, gracias” o “Abstención es rendición. Mayorías, tiranías”, entre las más repetidas.

“Madrid rebosó ayer de dignidad”, se puede leer en la página web de las Marchas de la Dignidad. Sin embargo, el baile de datos, ya común en este tipo de eventos, es evidente, pues mientras los organizadores han cifrado en “cientos de miles” el número de asistentes, las fuentes policiales han estimado que entre 10.000 y 12.000 personas estuvieron en esta manifestación.

Las Marchas de la Dignidad se congregaron por primera vez el 22 de marzo de 2014, cuando decenas de miles de personas llegaron en columnas a Madrid y se manifestaron en la capital, tras lo que, en aquella situación, se produjeron disturbios en los que fueron detenidas 21 personas y decenas resultaron heridas, 67 de ellas policías. Este año, los detenidos fueron menos y los policías heridos, ninguno.

La cara B de la protesta

Las marchas transcurrieron en un ambiente festivo y reivindicativo, rodeadas por un fuerte dispositivo policial, 1.100 agentes, según informa Europa Press, que no pudo evitar los altercados posteriores a las mismas. La protesta oficial discurrió de forma pacífica sin ningún incidente, pero tras esta, se detuvo a 17 personas por lanzar cohetes a la policía y quemar contenedores, uno de los cuales ya fue arrestado en la Marcha del año pasado. Alrededor de doscientos encapuchados, una vez concluida la concentración, armados con palos y gritando “¡nazi de día, de noche policía!”, abandonaron Colón por el Paseo del Prado escoltados por varios furgones de la Unidad de Intervención Policial (UIP). Durante la salida de la plaza, algunos de ellos encendieron bengalas y lanzaron petardos. A la altura de la calle Montera este grupo provocó algunos incidentes y destrozó mobiliario urbano. Los tres menores detenidos pasaron a disposición de la Fiscalía correspondiente y los catorce detenidos restantes, prestaron declaración ante el juez. Sin embargo, este ha desestimado la pretensión del Ministerio Público, que solicitaba la prisión provisional comunicada y sin fianza para tres de los detenidos.

Por qué se manifiestan

Los convocantes marcharon conjuntamente para denunciar la desigualdad social y defender los servicios públicos para todas las personas al tiempo que reclamaban un empleo “digno con derechos” y una renta básica, rechazando el pago de una deuda que consideran “ilegal, ilegítima y odiosa”. En España 2014 26.549 familias perdieron sus casas, de las cuales 17.472 fueron desahuciadas. En España hay tres millones de personas en situación de pobreza severa, según la EAPN. En España uno de cada cinco españoles vive bajo el umbral de pobreza, dos millones de ellos, niños. En España, la democracia se tambalea, no mientras los españoles se sigan manifestando, sino mientras estos datos sigan aumentando.

Fuente de la imagen: Reuters/Sergio Pérez.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.