.
.

Desarticulada una célula yihadista que iba a atentar en Cataluña


Jaime Llinares Taboada – Madrid 10/04/2015

Los Mossos d’Esquadra han detenido a 11 personas de nacionalidad española, marroquí y paraguaya en diversos municipios de Barcelona y Tarragona. Los terroristas reclutaban jóvenes para combatir en Siria e Irak, y guardaban información sobre edificios emblemáticos de la Ciudad Condal. La operación había empezado en diciembre, con la detención de tres jóvenes en Bulgaria.

Diez hombres y una mujer han sido detenidos en varios municipios catalanes en una operación antiterrorista efectuada por la policía autonómica catalana. La Operación Caronte quedaba cerrada así este miércoles, tras más de un año de investigación.

La operación tenía como objetivo la desarticulación de una célula yihadista que operaba en Cataluña con la intención de reclutar nuevos terroristas en el entorno de las mezquitas. El consejero de Interior, Ramón Espalder, ha aclarado que los detenidos se estaban preparando para atentar, en nombre del Estado Islámico, en edificios emblemáticos o instituciones de la capital catalana. Las intervenciones tuvieron lugar en los municipios barceloneses de Terrassa, Sabadell, Barcelona y Sant Quirze del Vallès, y en Valls (Tarragona).

Cinco de los islamistas radicales tienen nacionalidad española, mientras que otros cinco son marroquís, y uno es paraguayo. Tienen entre 17 y 45 años. El líder era Antonio S., un vecino de Sabadell, aunque nacido en Granada. Llevaba tres años convertido al islamismo, y reclutaba a los nuevos terroristas en la mezquita de Terrassa.

Más casos relacionados en Cataluña

La Operación Caronte se inició en diciembre, con la detención de tres jóvenes que iban de camino a Siria para integrarse en las tropas del Estado Islámico. Los terroristas, residentes en Terrassa y Monistrol de Montserrat, fueron interceptados por la Interpol en Bulgaria.

Hace una semana, la Guardia Civil detenía en Badalona a una familia que iba a enviar a sus dos hijos menores a combatir en Siria. Las autoridades policiales estiman que alrededor de un centenar de residentes en España han viajado a Siria e Irak para alistarse en las filas del Estado Islámico y del Frente al Nusra (filial de Al Qaeda).

Varias voces llevan tiempo alertando de que el radicalismo islámico está cada vez más implantado en los barrios musulmanes de Cataluña, y que el ascenso del Estado Islámico puede animarles a actuar por su cuenta. Según algunos, en las mezquitas hay temor al poder que pueda alcanzar la organización terrorista, por lo que los imanes prefieren no interponerse a las ideas yihadistas.

Fuente de la imagen: www.cadenaser.es




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.