.
.

El precio del poder: Google, acorralado


Luis Alejandro Pérez – 17/04/2015 Madrid

La CE (Comisión Europea) ha amenazado a google. La empresa norteamericana lleva años ejerciendo un abuso de posición en el mercado y ,por ello, los europeos han acusado al gigante a raíz de su cínica actuación. Solicitan, además, una apertura de la competencia en el entorno de los buscadores cibernéticos.

La competencia es una de las leyes primordiales del mercado. Un entorno competitivo debe primar siempre en cualquier mercado, aunque muchas veces, a pesar de estar bajo marcos jurisdiccionales que abogan por una competencia libre, no surten el efecto deseado. Esta disparidad se refleja en situaciones como la que este miércoles ha puesto entre las cuerdas a Google. Los cargos que la Comisión ha establecido acusan a la empresa de lograr un 90 % de cuota de mercado a través de la promoción de sus servicios por encima de los demás. Además, también se abrirá una investigación antimonopolio contra Android, debido a la conexión que existe con Google en el susodicho sistema operativo. Si se llega a abrir el expediente, las sanciones podrían superar los 6.200 millones de euros, un 10% de los ingresos totales de la corporación. La comisaria de competencia Margrethe Vestager sostiene que la actividad de Google es negligente respecto al resto de competidores. El buscador coloca sistemáticamente sus servicios en los primeros puestos de las búsquedas, discriminando al resto. “Si se quiere competir en el mercado europeo hay que hacerlo cumpliendo la legislación europea”, dijo la misma Vestager en la reunión del consejo de comisarios.

Las denuncias de diferentes entidades a Google se han acumulado a lo largo de los años. Han tenido que pasar cinco años para que estas acusaciones se formalicen. Joaquín Almunia, el predecesor de la nueva comisaria de competencia, no consiguió obtener una solución exitosa al problema.

Esta pretensión promete generar un tramo de tensiones políticas entre Europa y Estados Unidos Europa maneja únicamente diez de las principales empresas mundiales. Genera así, una décima parte de la facturación industrial global. Los chinos y los norteamericanos, en cambio, son punteros en inversiones y tecnología, respectivamente. El caso de Google nos remite directamente al de Microsoft, hace tan solo diez años.

Google mantiene la tranquilidad

Por su parte, desde el seno de la empresa tratarán de defenderse ante tales acusaciones. Por ahora, se han mostrado decepcionados ante los cargos con los que la Comisión Europea ha prometido arremeter. Niegan que en sus manos esté el control de los motores de búsqueda, apelando que existen otros como Bing, Yahoo o Quiora. Además, dotan de gran importancia a las redes sociales, que están a punto de convertirse en un servicio sustitutivo a sus actividades. Por añadidura, han adjuntado un conjunto de infografías para explicar que su volumen de ventas en Google Shopping es inferior al de Amazon o Ebay, por lo que entienden que la competencia está más viva que nunca. No obstante, aún no se han manifestado acerca de la posible alteración de resultados de búsqueda con la que supuestamente habían beneficiado sus propios servicios. Google cuenta con 10 semanas para despejar las dudas; tendrá, a su vez, el derecho a una audiencia donde se decidirá el devenir del gigante tecnológico.

Los europeos están intranquilos ante el empuje de la economía digital. Silicon Valley es el estandarte de una industria cuando menos poderosa. El negocio de los datos personales se ha convertido en un asunto preocupante y latente. El tráfico de datos es la principal fuente de beneficios de muchas redes sociales. Así pues, los grandes grupos norteamericanos se han hecho con el mercado de una o otra manera, hecho que preocupa e inquieta a Europa. La ausencia de un marco legal serio, que mantenga a rajatabla todo este guirigay de actuaciones, hace que sea más difícil controlar a los grandes gerifaltes económicos. No hay duda de que la sociedad de la información es la norma que se erige en nuestros días, pero ello nunca ha de significar libertad para los ladrones ,por muy innovadores que sean. Todo tiene un precio, y el precio más alto debe ser el del poder.

Fuente de la imagen: www.coolradiogd.com




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.