.
.

Altercados en Baltimore contra el racismo


Miguel Ángel Rodríguez Rodríguez – Madrid 01/05/2015

Una ola de manifestaciones desata el caos en Baltimore tras el entierro de Freddie Gray, un joven afroamericano que murió el pasado día 19 de abril, mientras se encontraba bajo custodia policial. Varias ciudades del país se han unido a las revueltas en contra del ataque racial realizado por la policía durante los últimos meses.

Freddie Gray fue arrestado el pasado día 12, mientras se encontraba bajo custodia policíal sufrió una herida grave en la columna vertebral por la que tuvo que ser ingresado. Tras estar varios días en coma, acabó falleciendo durante el domingo 19. Los seis policías que estaban implicados en el caso han sido suspendidos hasta que se realizen las investigaciones pertinentes.

Revueltas en Baltimore

No hacía ni siquiera tres semanas del asesinato de Walter Scott, otro ciudadano afroamericano, a manos de la policía de Carolina del Sur. Esto lastimosa situación ha provocado que tras el funeral de Gray, el pasado lunes, cientos de personas tomaran las calles de Baltimore para protestar contra la grave situación que se está viviendo en el país de las libertades. Si bien la jornada del lunes comenzó con manifestaciones pacíficas, una serie de jóvenes violentos acabó atacando a los policías e hiriendo a 15 de ellos. El gobernador del Estado de Maryland declaró durante la noche del mismo lunes el estado de emergencia en Baltimore, activando a la Guardia Nacional. Este era el “único método para responder a la creciente violencia y disturbios” vividos en la ciudad, según el gobernador.

La situación empeoró a lo largo del martes, obligando a la alcaldesa e Baltimore, Stephanie Rawlings-Blake a establecer un toque de queda a las diez de la noche. La noche transcurrió de forma tranquila, con únicamente 10 detenidos, un dato que contrasta fuertemente con las doscientas personas que fueron arrestadas durante los disturbios. El miércoles parecía que el toque de queda había hecho efecto y poco a poco volvía la normalidad a la ciudad. Tras las labores de limpieza solo quedaban los restos de los comercios quemados durante las dos duras jornadas anteriores. Sin embargo, la rabia no se ha marchado. Muchos de los ciudadanos dicen que Gray no murió en vano y ya no solo reclaman el cese de la violencia policial contra las personas de color, sino una mejora de la calidad de vida y de los derechos ciudadanos.

Otro asesinato en Detroit

La muerte de Freddie Gray no ha sido la única que ha puesto en pie a la población afroamericana de todo Estados Unidos. El mismo lunes que se iniciaban las protestas en Baltimore, otro joven negro moría tras ser disparado por un oficial de la policía en Detroit. Al parecer, el joven era sospechoso de un asalto y, aunque no portaba armas de fuego, como ha asegurado el jefe de policía de Detroit, James Craig, el policía decidió reducirlo a balazos. La Coalición contra la brutalidad policial de Detroit organizó una marcha la noche del lunes para protestar contra este incidente.

Obama reflexiona sobre la violencia policial

En este clima de agitación en el que se encuentra inmerso todo el país, Obama hizo una reflexión sobre la actuación de la policía. “Hemos visto demasiados ejemplos de interacciones entre la policía y la gente, sobre todo con afroamericanos, a menudo pobres, que generan preguntas inquietantes” declaró el presidente de los EE.UU. Sin embargo, también condenó la violencia sin sentido y dijo que los activistas de esta debían ser tratados “como criminales”. “No hay ninguna excusa para romper ventanas y destruir bienes” concluyó.

Me apena tener que volver a escribir sobre una situación tan trágica como esta y me duele observar como la muerte de unos jóvenes es utilizada por un grupo de personas para cometer actos vandálicos. Sus muertes no deberían ser en vano, no deberían caer en el olvido o quedar como una mera situación caótica que vivió una ciudad durante unos días. Su muerte debería ser el principio de un movimiento que obligue a la sociedad a cambiar, que les muestre a los racistas que el color de piel no nos hace más diferentes que el color de ojos.

Fuente de la imagen: www.tribunadeportes.mx




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.