.
.

El combate más millonario de la historia: Pacquiao vs Mayweather


Santy Pérez Payá – Madrid 01/05/2015

El 2 de mayo Floyd “Money” Mayweather y Manny “PacMan” Pacquiao no sólo serán protagonistas de la “Pelea del Siglo”, sino del evento más millonario del mundo. En ésta histórica velada el poder de los puños que aseguran un increíble espectáculo se ha visto ya sobrepasado por el poder económico. La bolsa del combate alcanza los 300 millones de dólares y se espera que el acontecimiento alcance una billonaria cantidad de ganancias.

Ni siquiera la famosa Superbowl americana o un mundial de fútbol pueden hacer sombra al espectáculo deportivo que estamos a punto de presenciar: Mayweather contra Pacquiao por el cinturón de esmeraldas del peso welter. El escenario del derroche de dólares, el MGM Garden Arena de las Vegas ofrece la batalla en vivo a 16.800 personas y solamente 1000 entradas se pusieron en venta al público. En cuanto al precio de éstas, oscilaba entre los 1500 y 7500 dólares y en tan sólo 60 segundos ya se habían agotado. Ya de por sí el precio puede parecer desorbitado pero no tiene nada que ver con la reventa que se puede encontrar en la web en la que el precio de las butacas oscila entre los 10 mil y 140 mil dólares. Una auténtica barbaridad. El resto de asientos (15.800) quedan a disposición del hotel/casino, de los promotores y de los patrocinadores de la pelea. Para el público que no pueda asistir, es decir, el resto del planeta, tendrán que ver el combate por Pay Per View (televisión de pago), más de 150 canales por todo el mundo retransmitirán la pelea y en Estados Unidos ronda los 100 dólares (en España a través del Canal Plus se puede comprar por 12 euros). Una diferencia muchísimo más asequible en la que interfirien diversos contratos televisivos. La locura de conseguir una butaca a cualquier precio generará una ganancia de 74 millones de dólares superando los 40 que generó la última Superbowl. Y se calcula que el total de las ganancias con los derechos de transmisión asciendan a los 300 millones de dólares. Si esto ya supone un ingreso enorme, las casas de apuestas no dan abasto con la cantidad de gente qué decide probar fortuna al acertar el resultado de la velada y de momento el empate a puntos es el desenlace más codiciado.

Por su parte, cualquier medio de comunicación quiere hacer lo imposible para informar de todo de primera mano y se han pedido unas 15.000 acreditaciones de prensa, más que para los juegos olímpicos y que directamente por motivos de espacio no se han podido otorgar.

Respecto a los púgiles, que hay que recordar que toda esta marea de billetes gira alrededor de ambos y en el contrato que firmaron, independientemente del resultado, Mayweather se embolsará el 60% de las ganancias y Pacquiao el 40%.

Arrogancia vs Sencillez

Floyd Mayweather , campeón en 6 categorías, invicto en sus 47 combates y 26 “knockout”. Manny Pacquiao, campeón en 8 categorías, 64 combates, 57 victorias (38 “knockout”), 2 empates y 5 derrotas. Dos estilos muy diferentes, dentro y fuera del ring. El americano es ostentoso, soberbio y egocéntrico mientras que el filipino es católico, financia causas humanitarias y hasta salió elegido diputado nacional en filipinas. No se trata de establecer en ningún momento quién es el bueno y quién es el malo. Ninguno es bueno y ninguno es malo pero esa es la imagen con la que se muestran al público.

Dentro del cuadrilátero, que es lo que nos interesa, cada uno tiene su estilo. Cabe destacar que Pacquiao es zurdo, y ésta característica en muchísimo deportes es un “hándicap” para el adversario. Mayweather se ha forjado mediante una disciplina muy severa y con la ayuda de su técnica superdotada se podría decir que es uno de los hombres más listos que se ha subido a un ring junto a Ali. Su mejor virtud: su invulnerabilidad. Es su faceta más desarrollada debido al tiempo que dedica a ser inalcanzable. Jamás han logrado abrirle una brecha en el rostro y si le conviene aguantar en las cuerdas para ganar por puntos y alargar así la alfombra roja en la que vive no duda en hacerlo. Estudia a sus oponentes para detectar sus puntos débiles y consigue que muchos se confíen por su guardia baja. Letal al contragolpe.

Manny empezó a pegarse por dos duros con gente de su edad en Manila, ha perdido 5 combates y uno fue por un brutal K.O propinado por Juan Manuel Márquez. Tiene más experiencia en cuánto a encajar golpes y podría servirse de ella. En cuanto a su golpeo es persistente, golpe a golpe va debilitando a su adversario sin dejar nunca de mover las piernas. Su “timing” es perfecto. Su boxeo es más salvaje que el estilo calculador de Floyd.

Se dice mucho que el combate llega tarde, que debería de haberse celebrado hace un lustro para aprovechar al máximo la plenitud física de ambos (Mayweather tiene 38 años y Pacqiao 36) pero como hemos visto, el boxeo es un gran negocio e igual se ha pospuesto el gran evento para ir ampliando su bolsa. En cualquier caso los dos mejores boxeadores del mundo se ven por fin las caras y el vencedor será recordado para la posteridad de este deporte.

Fuente de la imagen: www.boxingreplays.com



Estudiante de 3º de Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.