.
.

Nepal, un país sumido en la destrucción


The death toll from the 7.8-magnitude earthquake at the weekend in Nepal was 3,432, the Interior Ministry said after thousands more spent a second night in the open. The government said around 6,505 people were injured in the quake that hit on Saturday. Besides the fear caused by numerous aftershocks, people camping in open spaces were suffering a combination of rain, hunger and thirst.

Sergio Rupérez – Zaragoza 01/15/2015

Un terremoto de 7,9 grados en la escala de Richter sacude Nepal y deja cerca de 6000 muertos, 11.000 heridos y alrededor de un millón de desplazados. El seísmo se ceba además con parte del patrimonio histórico del país y afecta, en especial, al valle de Katmandú, considerado Patrimonio de la Humanidad.

El pasado sábado, a las 11.57 hora local, se registró un terremoto de 7,9 grados, con epicentro a 81 kilómetros al noroeste de la famosa región de Katmandú, que supuso el mayor seísmo registrado desde el año 1934 y que sin duda conmocionó al país.

La fuerza del terremoto se llevó por delante miles de vidas, cifras que siguen creciendo día a día, a las que se suman las de heridos y desplazados, y también algunas joyas del patrimonio histórico nepalí que han resistido durante siglos y que ahora se enfrentan a una destrucción considerable.

Tragedia histórica

Los grandes desastres naturales traen consigo la destrucción de numerosas ciudades y pueblos, además de entornos naturales de alto valor, pero si por algo se caracterizan es por diezmar las poblaciones de las regiones que arrasan.

En este caso, la cifra de muertos ha ascendido a cotas considerables, que van in crescendo, contabilizándose por ahora cerca de 6000 víctimas, que podrían llegar a ser 10.000, según ha afirmado el propio primer ministro nepalí, Sushil Koirala.

A la alarmante cifra de fallecidos se une además la también preocupante cantidad de heridos, cerca de 11.000, que requieren ayuda inmediata, en una zona que no cuenta con un gran desarrollo de infraestructuras y que consta de una orografía compleja, cuyo mayor hito es el Everest, pico más elevado de la Tierra, situado en la cordillera del Himalaya, y también afectado por el terremoto. De hecho, según geólogos del Institut Geològic de Catalunya, la famosa montaña podría elevarse unos decímetros como consecuencia del choque de las placas tectónicas india y asiática.

El rescate de las víctimas y la localización de los desaparecidos, entre ellos 78 españoles, es la prioridad, pese a las críticas de la sociedad nepalí contra el Gobierno, cuya actuación, según ellos, ha sido lenta. Un total de 14 países de la UE, entre los que se encuentra España, han ofrecido ayuda, a través del denominado Mecanismo de Protección Civil de la Unión.

Miles de desplazados

Además de los heridos y fallecidos, el número de desplazados no para de crecer, rozando el medio millón, debido a la falta de condiciones de vida y de alimento en las zonas más afectadas por el terremoto.

Ahora el mayor temor es la propagación de enfermedades, por las pésimas condiciones sanitarias, y la posibilidad de que se den replicas. Por ello, muchos habitantes de la región de Katmandú, la más afectada, han emprendido un viaje hacia otras áreas menos castigadas por el seísmo, con sus enseres básicos, y acompañados de sus familiares, en el caso de no haber perecido.

La crisis humanitaria es latente, pero preocupan en especial los cerca de dos millones de niños que necesitan ayuda urgente y que se encuentran esparcidos por toda la geografía nepalí a la espera de solución.

Patrimonio de la Humanidad, arrasado

El rico patrimonio histórico de Nepal también se ha visto seriamente afectado. La región de Katmandú, famosa por sus monumentos Patrimonio de la Humanidad, es la que ha registrado los mayores daños.

Entre los espacios y monumentos que más han sufrido los estragos del terremoto se encuentran la Torre Dharahara o Bhimsen; destruida en su totalidad, las plazas Durbar; conjuntos palaciegos destinados a la realeza, Iglesia y tareas civiles, de las ciudades de Bhaktapur, Basantapur y Patan, el templo Swayambhunath; monasterio del siglo V, el templo Manakamana, el templo de Kalmochan, el templo de Changu Nayaran y la Durbar High School; la escuela más antigua de Katmandú.

“No es la primera vez que ha sucedido este desastre, pues ya anteriormente en 1934 hubo otro terremoto que asoló el país, destruyendo templos antiguos que más tarde fueron reconstruidos en réplica y con materiales un tanto pobres, por lo que se han vuelto a caer”, afirma Andrea de la Rubia, miembro del grupo de investigación I+D TRAMA, proyecto que investiga el proceso de desarrollo del arte moderno en Nepal durante el régimen Panchayaten, en declaraciones al diario ABC. La investigadora apostilla: “las plazas de Katmandú, Bhakthapur y Patán quedaran inaccesibles por mucho tiempo, y esto para el pueblo nepalí es devastador, puesto que son centros de congregación comunal necesarios para la vida diaria de cualquier nepalí”.

Nepal también importa

El terremoto que ha asolado Nepal ha puesto a este país, situado entre India y China, en el centro mediático internacional. El tremendo número de fallecidos y heridos, y las aparatosas imágenes de destrucción han conmocionado al mundo, tal y como suele ocurrir ante este tipo de tragedias.

Sí bien es cierto que la atención informativa sobre la zona ha sido, como es lógico, constante, quizá sorprenda la menor cobertura que se la ha dado a esta gran tragedia con respecto a otros acontecimientos similares ocurridos en Occidente, como el de Japón. Es verdad que la zona es, en ocasiones, inaccesible para los medios de comunicación, pero solo las escalofriantes cifras de fallecidos deberían haber movilizado mucho más a la opinión pública.

Las sociedades occidentales deberíamos dejar de mirarnos al obligo y mostrar más empatía con aquellos que sufren en países pobres o menos privilegiados. Ésta vez ha sido Nepal, pero quién sabe si mañana será cualquier otra parte del globo. Todos somos ciudadanos, acabemos de una vez por todas con las jerarquías ante tragedias como la ocurrida.

Fuente de la imagen: www.telegrahph.co.uk



Blogger Redactor en Madeinzaragoza, OcioUrbanoZaragoza y ScennicMagazine. También en TempusFugitNews. Periodista en construcción...


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.