.
.

Cameron consigue la mayoría absoluta en las elecciones de Reino Unido


Ignacio Romo – Madrid 08/05/2015

Cameron gana de nuevo las elecciones y seguirá presidiendo Reino Unido cinco años más. Los conservadores cosecharon, de forma sorprendente, una amplia victoria en unas elecciones que se preveían muy ajustadas.

Cameron continuará otros cinco años más en su despacho de Downing Street. Desde los primeros días de campaña electoral se preveían unos comicios muy igualados donde tanto conservadores como laboristas tenían opciones de conseguir la victoria. Sin embargo, los conservadores, liderados por Cameron, han cosechado una holgada victoria muy cerca de la mayoría absoluta.

Los laboristas, principales aspirantes a desbancar a David Cameron de la presidencia, sufrieron una dura derrota la pasada madrugada perdiendo 25 escaños con respecto a las elecciones de 2010. El líder de los laboristas, Miliband, ha reconocido el mal resultado obtenido: “Ha sido una noche difícil y decepcionante para el partido laborista. No hemos visto los avances que queríamos ni en Inglaterra ni en Gales y en Escocia hemos visto un auge del nacionalismo innegable”.

El partido Nacional escocés, la gran sorpresa

El partido nacionalista escocés (SNP) consiguió dar la sorpresa de la noche electoral obteniendo 56 de los 59 escaños posibles que Escocia tiene en Westminster. Escocia, que siempre había una región de claro dominio laborista se ha teñido de amarillo, color que representa al SNP y a su líder Nicola Sturgeon, una abogada de 44 años.

El crecimiento del partido independentista escocés ha sido meteórico. En las elecciones generales de 2010 consiguieron 6 escaños, y cinco años después mejoran sus resultados hasta los 56 asientos. “Sabíamos que lo íbamos a hacer bien”, declaró Nicola Sturgeon, “pero nunca habría soñado que conseguiríamos 56 de los 50 escaños escoceses”. El SNP, que tras el fracaso del referéndum por la independencia de Escocia del pasado mes de septiembre fue considerado por muchos como un partido acabado, con el resultado de estas elecciones se convierte en la tercera fuerza política del país.

El pasado, el presente y el futuro de Reino Unido

Dos son los principales retos que David Cameron pretende solucionar en su nuevo mandato. Por un lado, el problema de la estancia de Reino Unido en la Unión Europea y por otro, las presiones independentistas de los escoceses.

El primer ministro ya ha prometido que celebrará un referéndum sobre la permanencia en la UE antes del 2018. El líder conservador tendrá que lidiar con los sectores de su partido más alejados de la idea de permanecer en la UE y con el partido derechista y eurófobo UKIP, que solo ha conseguido un escaño en las elecciones. En cuanto al problema escocés, Cameron se enfrenta a una situación compleja ya que si bien en el referéndum de septiembre se votó NO a la independencia, ahora los escoceses han elegido de forma mayoritaria al partido que apuesta por la secesión.

Por otro lado, es cierto que el Reino Unido ha crecido económicamente durante estos cinco años de legislatura conservadora pero la triste realidad es que este crecimiento no llega a todo la población. Entre los logros de Cameron se encuentra el aumento del PIB un 2,8% en 2014, más que ningún otro país del G-7, o el continuo descenso de la tasa de paro pero a su vez, en el Reino Unido viven 13 millones de personas bajo el umbral de la pobreza y alrededor de un quinto de la población no tiene ingresos suficiente para vivir dignamente. Además, 3,5 millones de niños son pobres, lo que es casi una tercera parte de los menores del país.

Fuente de la imagen: www.rtve.es




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.