.
.

Podemos presenta su programa para las autonómicas


Pablo Iglesias

Jaime Llinares Taboada – Madrid 08/05/2015

El partido morado anunció 215 medidas para las elecciones del 24 de mayo, entre las que están la dación en pago retroactiva, la recuperación del impuesto del patrimonio y el aumento del IRPF para los que cobran más de 50.000 euros. El impago de la deuda y la renta básica universal no aparecen entre las propuestas, en un intento por atraer votantes de centro.

Pablo Iglesias presentó ayer el programa marco de Podemos de cara a las elecciones autonómicas del 24 de mayo. En el evento, que tuvo lugar el martes en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, estuvo acompañado por algunos de los candidatos a la presidencia de varias comunidades autónomas, como José Manuel López (Comunidad de Madrid), Emilio León (Asturias), Pablo Echenique (Aragón), o Antonio Montiel (Comunidad Valenciana).

El primer bloque del programa contiene la denominada Ley 25 de emergencia social, por la que se paralizarían “los desahucios que afecten a los deudores de buena fe que no hayan podido hacer frente a sus pagos por encontrarse en una situación de dificultad económica”. Además, el agua, luz y gas se garantizarían a todos los hogares.

También se incluye la dación en pago retroactiva. Es decir, aplicable a los que ya han entregado su vivienda al banco. Sobre el tema inmobiliario también se abre la posibilidad de hacer quitas para reajustar la deuda al valor real de la vivienda.

Las propuestas sobre fiscalidad también llamaron la atención. Por ejemplo, el IRPF se aumentaría para los ciudadanos con rentas de más de 50.000 euros, y se reduciría en los que cobran menos de 25.000.

Además, se recuperaría el impuesto sobre el patrimonio en las comunidades en las que haya sido derogado; y aparecerían otros nuevos, como los medioambientales.

Un programa suavizado

Pablo Iglesias, en su intervención, avisó de que éste sería un programa que no le iba a gustar a todo el mundo. Sin embargo, si lo analizamos parece que Podemos esté viajando hacia la socialdemocracia, escapando del radicalismo bajo el que se fundó. Algunas de las propuestas más llamativas de cara a las europeas, como el impago de una parte de la deuda o la creación de una renta básica universal, han desaparecido.

El objetivo parece estar en la captación de viejos votantes socialistas, más cercanos a la centralidad ideológica. Veremos si éste movimiento resulta beneficioso para Podemos. Por ahora ya ha encontrado detractores, como por ejemplo Juan Carlos Monedero, que ha presentado su dimisión.

Foto: Jaime Llinares Taboada




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.