.
.

Enfrentamiento lingüístico en Cataluña


Cataluña clases

Andrea Cuchillero Coll – Barcelona 15/05/2015

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha dictado como medida cautelar, a dos escuelas de Barcelona que deben impartir el 25% de la docencia en castellano. La escuela Pia de Santa Ana de Mataró anunciaba el pasado jueves que aplicaría la medida del TSJC impartiendo matemáticas en español. Ese mismo día algunos padres y ciudadanos decidieron manifestarse en la misma plaza donde se encuentra el centro para ir en contra de esta reforma

Principalmente todas las escuelas catalanas públicas y concertadas, son trilingües y por ello se imparten todas las asignaturas en catalán excepto las lenguas que se imparten en su idioma correspondiente (Lengua catalana, Castellana, inglesa, francesa y/o alemana).

El Tribunal Superior de Justicia aceptaba el 8 de mayo de 2015, la propuesta del TSJC con la que se aceptaba un 25% de la docencia en español y con la que se descartaba la sentencia de 2010 sobre el estatut en la que explicaba que el castellano sería lengua vehicular en las escuelas.

Para que se hiciera válido en las escuelas, los padres o tutores de los alumnos debían pedir que el alumno estudiara en Castellano y solo se validaría en la clase del mismo. Esto equivale a impartir a parte de lengua castellana, una asignatura más en español. La escuela Pia Santa Ana de Mataró, a petición de Agustín Fernández padre de dos alumnos, decidió aplicar la medida cautelar correspondiente y a partir del martes 19 de mayo impartirán en una clase de 3º de primaria y una de 5º la asignatura de matemáticas en lengua castellana.

Consecuencias de la reforma

Tan solo conocer la noticia, algunos activistas de izquierdas independentistas se manifestaron en redes sociales. Este fue el caso de Oriol Abelló, de CIU Mataró que en Facebook anunciaba: “Desde este humilde perfil de Facebook quiero solidarizarme con los alumnos de 3ºD de la escuela Pia de Mataró. A partir de mañana tendrán que dar una clase más en español por culpa de una denuncia de unos padres que quieren que su hijo haga el 25% de estudios en lengua castellana”.

Tras la queja de éste activista mataronino, se convocó mediante redes sociales una manifestación contra la decisión de imponer el castellano en la escuela y sobretodo, contra los padres que pidieron que sus hijos aprendieran más español.

En las pancartas que sustentaban los asistentes se podía leer: “Catalunya is not Spain” y en las ventanas del centro, se divisaba un juego de palabras: “wertgonya” combinando el nombre de José Ignacio Wert, ministro de educación y la palabra vergüenza en catalán: vergonya.

Fuentes públicas han confirmado que esta manifestación fue convocada también por la Juventud Nacionalista de Cataluña y juventudes de Convergència. Cabe decir que Mataró es una ciudad muy volcada con Cataluña, la cultura catalana , la lengua y la propiedad de tal como país.

La culpa fue para los niños

Los dos hijos de Alfonso Fernández, alumnos de 3º y 5º de primaria de la Escuela Pia Santa Ana de Mataró. El mismo activista Oriol Abelló, volvió a escribir en su red social: “Gracias padres del alumno. Después si su hijo se queda solo a la hora del recreo, no es culpa de otros sino de ustedes que están a favor de que se haga un apertheid o como se hizo con los negros en los EE UU. Los raros no somos los que hablamos catalán. Los raros son ustedes. Como digo a los jueces del TSJC y del Supremo me la comen de costado”.

Declaraciones muy poco convenientes por parte del militante CIU que incitan a los compañeros de los alumnos a separarlos del resto por tener unos padres que han pedido una educación en español.

El padre de los niños respondió a Antena 3 que “solo quería que mis hijos aprendieran más español ya que la educación está politizada” ya que “no creía que esto acabará así”.

La estadísticas, tal y como informa el diario El País, explican que Cataluña se sitúa novena en un ránking en el que se mide el nivel de español de 17 comunidades autónomas de España. Situando así un nivel medio de control de la lengua.

Posible solución

El TSJC y el TS deberían llegar a un acuerdo para impartir un porcentaje de asignaturas en un idioma distinto al catalán. No solo aplicable al español y al catalán, sino también al inglés , francés o alemán. De esta manera aumentaría el nivel linguistico de España que por supuesto favorecería al país y los posicionaría mejor en Europa a nivel de estudios.

A parte, fijando un porcentaje razonable, no se derivarían este tipo de conflictos ya que es tan respetable los que se manifiestan por mantener el 90% de asignaturas en catalán, como el padre que pide un 25% en castellano ya que esto no solo afecta a la política ni a los adultos. Afecta a dos niños que se han convertido en el punto de mira encontrándose en una situación extraña y que podrían haber sufrido acoso por razones políticas que realmente no los implican porque no ha sido su decisión, sino la de su padre.

Fuente de la imagen: www.elconfidencial.com




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.