.
.

“Ni una menos”, el lema contra la violencia de género


Ainara Guerra Fernández – Madrid 05/06/15

El pasado miércoles se escuchó unánimemente en Buenos Aires un lema: “ni una menos”. Es la consigna que ha unido a todo el país para alzar su descontento contra el alto número de casos de violencia de género y feminicidios que se registran en Argentina.

Hasta setenta manifestaciones han acontecido en el país iberoamericano junto a la multitudinaria en Buenos Aires abanderando el mismo lema que muchos famosos llevaron escrito en la gala de los Premios Gardel de la Música que se celebraron esta semana en la capital: ni una menos. Unas 150.000 personas –según la Policía Federal, para las organizadoras, fueron el doble– se reunieron ayer cerca del Congreso argentino para manifestarse juntas, para que no haya #NiUnaMenos. Esta fue la consigna más repetida, entre otras muchas como “si no marchamos juntas, nos matan por separado”.

Según las organizaciones de derechos humanos, una mujer muere cada 30 horas en estas circunstancias en Argentina, aunque la gota que ha colmado el vaso de la indignación ha sido el caso de una adolescente de 14 años embarazada asesinada a manos de su novio de 16 y fue enterrada por la familia de su presunto asesino. Este caso de feminicidio fue la llama que prendió las protestas. No obstante, el país ha vivido avances en materia de violencia de género en los últimos años, como la decisión en 2012 de establecer la cadena perpetua para los hombres “que maten a una mujer o a una persona que se autoperciba con identidad de género femenino”.

Se leyó un manifiesto para mostrar varias peticiones, desde la necesidad de que exista una estadística sobre los feminicidios o la implantación de Educación Sexual Integral en todos los niveles educativos. Tampoco existe un cuerpo legislativo firme que ampare a las víctimas, es por ello que también reclaman la creación una Ley de Protección Integral contra la violencia de género.

La mujer en Argentina

La ONG La Casa del Encuentro informó que en 2014 en Argentina se registraron 277 muertes de mujeres y niñas por femicidios y otras 29 “vinculadas” de hombres y niños. Desde 2008 suman 1.808 las mujeres asesinadas por violencia de género en el país. En tanto, el 80% de las mujeres que denunció ser víctima de violencia de género ante la Defensoría General de la Nación en 2014 había convivido con su agresor, mientras 2 de cada 3 dijeron que tras la separación se incrementó la violencia y la mitad sostuvo que su atacante era adicto. La Comisión sobre Temáticas de Género del organismo recibió 2.725 consultas por violencia de género.

La mujer en España en el marco europeo

640 mujeres españolas perdieron la vida en los últimos diez años por violencia de género, una cifra menor que en Argentina, aunque delata que las tendencias machistas persisten en nuestro país. A pesar de la persistencia de este problema, solo una de cada cinco denuncia sufrir maltrato psicológico o físico por su pareja. No hay semana que no tengamos que conocer un nuevo caso de violencia de género, aunque España se encuentra entre los países europeos con menor violencia de género. Según la Agencia sobre los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, en España una de cada cinco mujeres ha sufrido violencia sexual o física, mientras que en Europa una de cada tres mujeres – es decir, 62 millones – ha experimentado este tipo de violencia desde los quince años. Amenazadas o cohibidas, solo una de cada cuatro denuncian. Los países nórdicos lideran el trágico ranking de la violencia de género. En torno a la mitad de danesas y neozelandesas declaran haber sido víctimas de violencia física o psicológica.

Polonia, Austria, Croacia, Chipre y España son, por contra, los socios UE con menor incidencia. Así, un 45% de las europeas afirma haber sido objeto de las formas más duras de acoso sexual, como abrazos y toqueteos, bromas ofensivas o recepción de material pornográfico. Más de un tercio de las víctimas aseguraron haber sufrido esas agresiones en el ambiente laboral, bien por parte de jefes, compañeros o clientes. Cuanto mayor es la responsabilidad profesional y el grado de formación académica, mayor es también el riesgo de ser objeto de ese tipo de ofensas sexuales.

La experiencia de un maltrato por parte de la pareja deja profundas huellas, así, el 30% de las mujeres españolas que pasó por esa situación cayó en una depresión, y el 26% nunca lo superó. La publicidad estatal que pretende erradicar este problema cada vez utiliza actores más jóvenes, debido a las tendencias actuales, y es que una de cada tres jóvenes españolas ve aceptable que su pareja le controle. En la actualidad hay alrededor de 600 menores de edad protegidas por violencia de género en nuestro país.

Las personas, hombres y sobre todo mujeres, que marcharon el pasado miércoles en Buenos Aires son el grito de las que ya no tienen voz para lograr un futuro con mujeres con voz, con igualdad de derechos y con respeto social, laboral y familiar. Cabe preguntarse cuándo las mujeres se cosificaron, y monstruos en su entorno pensaron que podían romper “la cosa” si esta no quiere estar de su lado.

Fuente de la imagen: tumblr




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.