.
.

España debuta en un Mundial femenino con empate ante Costa Rica


selección femenina

Santy Pérez Payá – Benidorm 12/06/2015

Por primera vez en la historia, la selección española femenina de fútbol debuta en un mundial. El país anfitrión es Canadá y el principal objetivo del conjunto de Nacho Quereda es sobrevivir a la fase de grupos, y a partir de ahí, soñar.

Un mes durará el mundial femenino de futbol, empezó el día 6 de junio y finalizará el 5 de julio. Es la primera vez que hay representación española y hay más que ilusión en el vestuario de “la roja”.

La selección debutaba ante Costa Rica y con una filosofía similar a la versión masculina, Nacho Quereda buscó la posesión para el equipo con el fin de controlar el partido. La mayor alegría del encuentro llegó pronto, en el minuto 13 se abrió el marcador a favor de las españolas. Desde el flanco derecho, Sonia Bermúdez conectó con la mediapunta Vicky Losada que tras un buen control logró cruzar el balón para anotar el primer tanto y ser la primera española en conseguir un gol en un mundial. Tan sólo un minuto duró la alegría, la zaga costarricensa aprovechó un despiste para tirar una contra rapidísima que se culminó con el empate. En la segunda parte, no fueron suficientes las cuatro ocasiones claras de las españolas para volver a ponerse por delante en el marcador y tuvieron que firmar un empate agridulce. El juego y las sensaciones invitan al optimismo pero viendo el resultado está claro que fue una gran ocasión perdida.

Hay que afrontar aún dos partidos más para conseguir el objetivo real de seguir vivas en la fase de grupos. Corea y Brasil son los siguientes y ambas muy peligrosas por la velocidad de su juego. Las chicas dependen de ellas mismas para el pase y ante las pocas expectativas que se esperan frente a las poderosas brasileñas, el enfrentamiento ante las coreanas es la oportunidad perfecta para afianzarse con esos tres puntos que permitirían la salvación.

Con este primer encuentro la selección ha dejado claro que no falta ni preparación ni ilusión. Pero debutar con un empate complica las cosas para la clasificación. Y siendo la primera participación en un mundial las expectativas no pueden ser otras que afrontar todos los partidos con la mayor de las ganas.

A nivel social un mundial femenino no tiene gran repercusión. Es una lástima ver las gradas medio vacías y el escueto interés que le dedican los medios. De hecho, hoy en día el fútbol femenino se parece al fútbol masculino de años atrás, el talento prevalece al físico y estas chicas tienen mucho talento para optar a dejar un buen sabor de boca en su primer mundial.

Fuente de la imagen: www.marca.com 



Estudiante de 3º de Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.