.
.

Carmena empieza sorteando obstáculos


Manuela Carmena

Miguel Ángel Rodríguez Rodríguez – Madrid 19/06/2015

La primera semana de Manuela Carmena al frente del Ayuntamiento de Madrid ha sido de lo más agitada. Desde que el sábado se erigiese, por mayoría absoluta, como la encargada de administrar la ciudad no han cesado los problemas. Desde la dimisión de Zapata o la imputación de la portavoz de Ahora Madrid, Rita Maestre, hasta la controversia surgida con el desahucio que se frenó el pasado martes.

El sábado, 13 de junio, fue un día histórico en el ayuntamiento de Madrid, pues tras 24 años de gobierno del Partido Popular, Manuela Carmena conseguía los 29 votos necesarios para hacerse con la alcaldía. La investidura no habría sido posible sin el apoyo del grupo socialista, dirigido por Antonio Carmona, que tras diversas conversaciones y acuerdos accedieron a alzar a Manuela como alcaldesa con sus nueve concejales. Por el contrario, los concejales del PP y de Ciudadanos dirigieron sus votos a sus respectivas líderes, Esperanza Aguirre y Begoña Villacís.

Durante el acto, los futuros Consejeros del ayuntamiento de Madrid fueron jurando su cargo. Fue en este momento cuando algunos de los concejales de la formación Ahora Madrid se desmarcaron de la fórmula tradicional, “sí, prometo” y optaron por “sí, prometo por exigencia legal”. La sorpresa llegó cuando Guillermo Zapata añadía a su juramento como Consejero de Cultura unas palabras en latín: “Omnia sunt communia” (todo es de todos).

Entre los presentes en el acto se encontraban Ana Botella, Ruíz Gallardón o Juan Barranco, antiguos alcaldes de la ciudad. También destacó la asistencia del líder de Podemos, Pablo Iglesias, al que acompañaban Iñigo Errejón, Juan Carlos Monedero y el candidato de Podemos a la Comunidad de Madrid, José Manuel López.

Tras las votaciones y la investidura de Carmena se inició una ronda de discursos de los diferentes grupos políticos, momento que Esperanza Aguirre utilizó para recordar que el PP había sido la fuerza más votada y que únicamente 1/3 de los ciudadanos había votado por una opción política radical. Carmena, por su parte, agradeció a los ciudadanos el apoyo recibido y reiteró la idea que ya expuso el día de las elecciones, la necesidad de seducir a aquellos madrileños que temían al cambio.

Medidas puestas en duda

A partir de ese momento se inició una dura semana en la que Carmena tendría que sortear todos los obstáculos. Una de sus primeras medidas era garantizar la alimentación de todos aquellos niños de entre 0 y 13 años que se encontraban en situaciones precarias. Si bien la medida ha tenido una gran aceptación entre las distintas fuerzas políticas, todo el mundo se pregunta cómo iba a obtener los recursos necesarios para lograrlo. La propia Carmena reconoció el domingo en una entrevista realizada por Ana Pastor que no tenían los datos concretos necesarios para saber si sería factible esa medida, aunque aseguraba que “recortando gastos de otros lados” se podría realizar.

Los tuits de Zapata y la protesta de Maestre

Con todos los ojos puestos en Ahora Madrid y sus primeros pasos en la política saltó rápidamente el sábado por la tarde el escándalo de los tuits de Zapata, una de las primeras decisiones que tendría que tomar Manuela. Las publicaciones del Consejero de Cultura sobre el Holocausto, Marta del Castillo e Irene Villa relacionadas con un debate sobre el humor negro realizado en 2011 obligaron a la alcaldesa a mantener una conversación con Zapata el pasado lunes, la cual concluyó con la destitución de este último de su cargo como Consejero de Cultura.

La imputación de la portavoz de Ahora Madrid en el ayuntamiento, Rita Maestre, por las amenazas e insultos proferidos en una protesta en la capilla de la Universidad Complutense de Madrid en el 2011 ha sido el segundo gran escoyo que la alcaldesa ha tenido que sortear. Tras la petición de la oposición para que se cesara a Maestre y recordando a Carmena sus palabras de años atrás cuando afirmaba que un cargo público debía dimitir cuando fuese imputado por alguna causa, Manuela ha decidido dar la cara por su portavoz. La propia Rita Maestre asegura que hay que diferenciar entre las imputaciones por corrupción y aquellas que van contra la libertad de expresión.

Unas declaraciones controvertidas

El mismo día que surgía el escándalo de Rita Maestre unas declaraciones realizadas por la alcaldesa incendiaban Twitter. La idea propuesta por Manuela de crear unas cooperativas de madres que se encargaran de la limpieza de los colegios de sus hijos le adjudicaron el calificativo de machista. Numerosos padres y madres expresaron su desacuerdo reivindicando la idea de que los padres también podían limpiar. Rápidamente la alcaldesa pidió perdón por haberse expresado mal, ya que como indicó durante el discurso de investidura ella quería gobernar con la cultura de las mujeres.

Esta primera semana de Carmena también ha dejado numerosas propuestas, como igualar la fiesta del orgullo Gay a la fiesta de San Isidro en Madrid, y asegurando que espera lograr una buena relación con Cifuentes, la candidata a la Comunidad de Madrid del Partido Popular.

A la espera de observar cuales son las futuras actuaciones de esta nueva alcaldesa, podemos asegurar que ha llegado un soplo de aire fresco a la ciudad, que un cambio muy necesitado y aclamado por los madrileños se acerca a nuestras calles, aunque por el momento la incertidumbre de cómo se llevaran a cabo las distintas propuestas esté presente en todos y cada uno de los ciudadanos.

Fuente de la imagen: EFE




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.