.
.

El Gobierno estudia compensar a los funcionarios por su sacrificio durante la crisis económica


Montoro

Ana Belén Ramos Delgado – Madrid 26/06/2015

El Gobierno de Mariano Rajoy estudia devolver a los empleados públicos parte del recorte salarial y de derechos que estos han padecido durante la crisis económica. Cristóbal Montoro, afirmó el pasado miércoles en el Congreso de los Diputados que su intención es llevar a cabo esta medida siempre que el margen presupuestario lo permita.

La decisión no está aún tomada, pero el Ministro de Hacienda ha insistido en que la intención del Ejecutivo es la de devolver el esfuerzo de estos años a todos, y también a los funcionarios”.

Desde la Presidencia del Gobierno, se ha dado una orden a todos los ministerios en la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado, que es compensar a aquellos colectivos que más han sufrido durante la crisis económica y el periodo de ajuste del gasto.

Algunas de las medidas que se barajan, son la devolución de parte o lo que resta de la paga extraordinaria que fue suspendida en 2012, la restitución de los días libres que también fueron eliminados entonces, y, si el cumplimiento del déficit público lo permite, una subida del salario de los funcionarios que estaría en torno al 1%. En caso de llegar a un acuerdo, estas propuestas podrían estar dentro de los Presupuestos Generales de 2016.

Fase de negociaciones

Sin embargo, el Gobierno no quiere mostrar todas sus cartas, y no ha especificado hasta dónde se podría llegar con sus intenciones, puesto que se encuentran en medio de un proceso de negociación con los sindicatos.

En una reunión que tuvo lugar la pasada semana, el Ministerio de Hacienda mostró su intención de poner en marcha un diálogo social. El sindicato más representativo, CSIF, pidió llevar a cabo un análisis de las necesidades de las plantillas, y una revalorización salarial.

El próximo 16 de julio está previsto que se celebre una reunión entre diferentes representantes del Gobierno del PP  y de los sindicatos, dónde se discutirán las intenciones del ministro de Hacienda. Por ello, Montoro afirma que estas medidas no se aprobarán de manera inmediata, y que, a pesar de seguir trabajando en esa línea, no quiere generar expectativas que dificulten el diálogo con el sindicato.

Congelación y bajadas salariales

El número de empleados públicos en España asciende a más de dos millones y medio de personas, un número más que importante como para incluirlo en una estrategia de voto por parte del actual Gobierno, con vistas a las Elecciones Generales del próximo mes de Noviembre.

Se calcula que en el último lustro, los funcionarios podría haber perdido el 30% del poder adquisitivo  a causa de los recortes salariales y de la congelación de la paga extra. Esto supuso un ahorro de más de 3.000 millones de euros para las comunidades, de modo que resulta difícil que se pueda asumir su restitución completa a consecuencia de un incumplimiento del déficit público, a pesar de la devolución a principios de este año, de un 25% de esa paga.

Desde hace cinco años, este colectivo viene notando una crisis que se ha traducido en un recorte del 5% de media en su salario en 2010, sueldos congelados que comenzaron en el año 2011, una supresión de la paga extra de diciembre en el año 2012, el endurecimiento del régimen de bajas, la reducción de días libres o el aumento de la jornada laboral a 40 horas.

Ahora solo falta por comprobar si estas medidas, en el caso de que se pongan en marcha, serán suficientes para devolver la motivación a un sector que constituye y ha constituido la columna vertebral del Estado, o si sólo será un incentivo con el que se pretende inclinar la balanza de voto de cara a las próximas Elecciones Generales.

Fuente de la imagen: www.abc.es




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.