.
.

Diez curiosidades científicas que desconocías


avispa

Luis Alejandro Pérez – Las Palmas 10/07/2015

Probablemente no sepas qué es una célula musa, o que los propios sentimientos pueden generar sonidos. Tampoco sabrás qué animal ha sido declarado en peligro de extinción esta última semana, o por qué unas personas envejecen antes que otras. Por ello, te invitamos a repasar esta lista de curiosidades científicas que posiblemente desconocías.

Ávido lector, si crees saberlo todo sobre el Universo, aún te quedan infinitas noches en la biblioteca para desenmarañar los recónditos secretos que alberga la existencia humana. Esta semana te traemos un reportaje cargado de originales curiosidades científicas, de las que, probablemente, no estabas al tanto.

1- ‘Con la música a otra parte’

Es cierto y oído que el cerebro humano posee no pocas cualidades fascinantes. Sin embargo, ese poder innato tiende a ceder ante uno de sus peores enemigos: el alzhéimer. La susodicha enfermedad genera consecuencias devastadoras en la memoria de los enfermos, pero, curiosamente, hay otra fuerza, que misteriosamente es capaz de resistir los efectos de este trastorno. Se trata nada más y nada menos que de la música. Un estudio reciente ha confirmado que gran parte de los afectados por Alzhéimer consigue conservar sus recuerdos musicales aún estando en fases terminales. La posible explicación a este suceso se encuentra en el lugar donde almacenamos las diferentes melodías que escuchamos a lo largo de nuestra vida. Al parecer, los recuerdos y las diversas sintonías no se encuentran en las mismas áreas cerebrales. “Al menos, los aspectos cruciales de la memoria musical son procesados en áreas cerebrales que no son las que habitualmente se asocian con la memoria episódica, la semántica o la autobiográfica”, dice el neurocientífico del Max Planck y coautor del estudio, Jörn-Henrik Jacobsen. Por lo tanto, aquellos que temen olvidar hasta su nombre, pueden estar casi seguros de que esas canciones que tanto los hicieron bailar seguirán ahí hasta que el tiempo decida. Si ya decía Nietzsche que sin música la vida sería un error, el error de no poder irse con la música a otra parte.

Musica

Responsable del proyecto Brain Polyphony, Mara Dierssen (izq.), y su equipo hacen una prueba del prototipo que han desarrollado / EFE

2- El tiempo y el cortisol: los enemigos del mercado bursátil

Los meteorólogos están de suerte. Las empresas han tomado la tendencia de contratar expertos en el tiempo para sus equipos de trabajo. Aunque parezca extraño, esto tiene una explicación bastante racional. En el mundo de los brókers y la bolsa, el estado de ánimo es uno de los pilares esenciales para realizar movimientos certeros y beneficiosos. De esta manera, se hace indispensable conocer las previsiones temporales para estimar los posibles movimientos del mercado. Pero solo se debe tener en cuenta si se prevé lluvia o un sol radiante. Existe otro condicionante: las hormonas de los corredores de bolsa. En particular, hay una que causa estragos a estos `lobos bursátiles’. Se trata del cortisol, una hormona directamente relacionada con el estrés. Según un estudio realizado a diferentes brokers, se comprobó que a mayor nivel hormonal era mayor la disposición a arriesgar en inversiones. Suponemos que con Grecia haciendo temblar a medio planeta, las hormonas deben haber pasado ya la estratosfera.

3- Grecia hace temblar Europa, pero cumple con las emisiones de C02

Tanto se ha hablado de Grecia estas semanas que ya ni tenemos tiempo para escuchar buenas noticias. Sin embargo, los helenos se merecen las más sinceras felicitaciones: han conseguido cumplir con el límite máximo de emisiones de dióxido de carbono por kilómetro recorrido. Al otro lado de la balanza tenemos a países como Alemania, que aún siguen apostando por vehículos más grandes y de mayor cilindrada, hecho que provoca un mayor índice de emisiones.

4- El sonido de la alegría

Quizá alguna vez te habías preguntado si tus emociones eran capaces de salir al mundo exterior y manifestarse. Sí es así, vas por buen camino, porque al parecer saben cantar. Unos científicos han diseñado un sistema que conecta el cerebro con un software que traduce las ondas cerebrales en sonido. Así pues, las emociones y sentimientos humanos son traducidas en sonido audible. Según este equipo de expertos, no suena igual la alegría más intensa que la pena más profunda. ¿A qué sonará el amor verdadero?

5- ¿Por qué algunas personas envejecen antes que otras?

Un estudio ha demostrado que la clave del envejecimiento corre por nuestras venas en forma de proteína. Tras haber realizado un experimento trasplantando la sangre de un ratón joven a un ratón envejecido, el equipo de Saúl Villeda demostró que un ingrediente de la sangre joven era capaz de revertir los efectos del envejecimiento. Además, otro estudio ha demostrado que factores como el nivel de colesterol, el IMC ( Índice de Masa Corporal) o la presión sanguínea permiten medir la diferencia entre la edad biológica y la edad cronológica. Los investigadores llegaron a la conclusión, tras varios estudios, de que no todas las personas envejecen al mismo ritmo. Algunos individuos envejecen hasta tres años biológicos por año cronológico; otros, tienen un ritmo de envejecimiento biológico negativo, con lo cual, rejuvenecen durante la treintena. Así pues, midiendo la velocidad de envejecimiento, los científicos apuntan a medir la efectividad de los tratamientos antiedad. Queda pendiente medir qué parte del ritmo de envejecimiento está relacionada con la genética y qué parte lo está con el estilo de vida.

6- ¿Qué fue primero: el lagarto o la tortuga?

Un estudio de la revista Nature ha sacado a la luz el eslabón perdido entre las tortugas y los lagartos. Este espécimen fosilizado se consideraba uno de los mayores enigmas de la biología, que trataba de esclarecer la evolución desde lagartos primitivos sin concha, hacia las propias tortugas. Los autores del estudio han bautizado a la criatura como Pappochelys, que en griego significa “abuelo tortuga”. El animal se sitúa cronológicamente en la etapa del Triásico, era en la que los continentes estuvieron unidos por última vez y cuando además comenzaron a establecerse los reinos animales.

lagarto

Vista dorsal del esqueleto de ‘Pappochelys rosinae’, en la que se aprecia su ‘protocaparazón’. / RAINER SCHOCH. (NATURE.)

7- Misión imposible: el trasplante de cabeza

Un neurocirujano italiano ha propuesto abordar una de las operaciones más ambiciosas de la historia humana: el trasplante de cabeza. Según informan los expertos, se posee el conocimiento suficiente como para poder llevar esta controvertida acción en un plazo de dos años. Sin embargo, la gran mayoría de la comunidad científica considera la idea como una ‘locura imposible’. El principal problema a resolver es, como bien dice Rafael Matesanz, responsable de la ONT (Organización Nacional de Transplantes), la conexión de la médula tras seccionar la cabeza y unirla al cuerpo del donante. La médula espinal es una especia de enorme cableado de fibras encargadas de transmitir los impulsos nerviosos desde el cerebro a las extremidades y el resto del cuerpo. Hay infinidad de cables, cada uno de ellos con una función concreta. Unir todos estos hilos supondría una tarea ardua y compleja en todos los sentidos. Además, a esto se une la singularidad de cada ser humano, pues el mismo cable puede realizar una función diferente en otro individuo.

8- El misterio de Europa

Como muchos sabréis, Europa, además de ser un continente del planeta Tierra, da nombre a uno de los satélites de Júpiter. Durante mucho tiempo, los científicos y observadores han analizado las condiciones del astro, llegando a posicionar a este como uno de los candidatos más firmes a albergar vida –dentro del Sistema Solar- . Hace unos días, la nave espacial Galileo de la NASA envió una imagen en la que se muestran con claridad unas rojizas cicatrices sobre la superficie del planeta. Las marcas se asemejan a las venas vibrantes que se sitúan en el ojo humano. No obstante, estas enigmáticas huellas no son más que grietas y crestas que marcan líneas dentro de la corteza de hielo del propio satélite. Estas, a su vez, se hacen ver por la caída de las mareas que son producidas debido a la atracción gravitatoria de Júpiter. Diversos expertos de la NASA creen que bajo esta superficie gélida existe un ingente océano líquido. Asimismo, el color rojizo podría deberse a los depósitos de sal que se acumulan en las grietas.

Nasa

NASA/JPL/University of Arizona

9- Los abejorros, en peligro de extinción

Las consecuencias del cambio climático se están dejando notar más que nunca. El nuevo damnificado de la lista es el abejorro, esa especie de insecto volador con un aguijón que tantos temen. Sin embargo, a pesar de su capacidad de infundir miedo, los pobres abejorros solo armonizan y polinizan los campos. El biólogo Jeremy Kerr advierte que el mundo se está quedando sin abejorros, un hecho que puede generar consecuencias desastrosas. “Muchas especies de plantas entraría en declive , y los jardines y la agricultura de Norteamérica y Europa sufrirían pérdidas económicas” manifestó el científico canadiense. El simple hecho de que la polinización dejara de producirse originaría una drástica disminución de la reproducción vegetal. De ser esto así, no habría frutos ni semillas. Actualmente, el 35 % de la producción mundial de alimentos procede de cultivos que dependen de los polinizadores. El principal enemigo de esta especie es el propio calor. Si a ello le añadimos que con las altas temperaturas estos presentan más parásitos (hipotéticamente), el panorama actual se presenta desolador. Los exportes proponen una gran migración asistida en orden de salvar a estas diminutas y útiles criaturas.

10- Células madre pluripotentes o cómo ganar un concurso de monólogos

El término célula madre pluripotente puede resultar estrambótico. Ahora sí, si os interesa el tema podéis descubrir una auténtica maravilla. Se trata del futuro de la medicina regenerativa: las células Muse-AT. Estas células madre son capaces, según los investigadores, de tratar numerosas enfermedades –cardiopatías, enfermedades cerebrovasculares, envejecimiento neuronal-. Su principal ventaja, a diferencia de las células madre convencionales, es que es capaz de diferenciarse en todo tipo de células y por lo tanto no producen tumores. Estas células fueron producto de la serendepia. Para los que no estén familiarizados con el término, la serendepia define aquel descubrimiento o hallazgo afortunado e inesperado que se produce cuando se está buscando otra cosa distinta. Por si no fueran pocos los beneficios de estas células, hemos descubierto que también pueden servir para ganar concursos de monólogos científicos, y si no lo creen pregúntenle a Álvaro Morales, el ganador de la tercera edición de FameLab España: él les explicará con mucho más arte que yo, qué es una célula musa.

Fuente de la imagen principal: https://www.tumblr.com/search/bee




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.