.
.

Golpe al Kirchnerismo


Presidenta-argentina-Cristina-Kirchner-suspende-actividades-por-laringitis-aguda

Micrófono Abierto / @Microabiertozgz – Zaragoza 30/10/2015

La primera vuelta de las elecciones presidenciales en Argentina ha dejado un panorama político con muchos más matices. El kirchnerismo despedía a su más celebre contribuidora tras las muerte de Néstor Kirchner, la presidenta Cristina Fernández, que se apartaba de la primera línea por obligación legislativa, como así figura en la constitución.

Desde 2003, los kircheneristas habían marcado la tónica general en el país sudamericano, sin apenas fisuras entre su amplia masa de seguidores, pero es ahora cuando ese particular estilo de gobernar, cercano a los postulados bolivarianos más que al capitalismo de potencias como EEUU o la UE, comienza a estar más cuestionado debido quizá a una lógica erosión.

Éstos comicios han abierto la puerta a un paulatino debilitamiento de los peronistas oficialistas en favor de los liberales, liderados por Mauricio Macri, que pasó del 30% al 34,6%, ayudado sin duda por el espectacular crecimiento de la participación, que aumentó en dos millones, y también por la bajada de Daniel Scioli, candidato de Cristina. Sergio Massa, el peronista opositor, también escaló del 20,6% al 21,2%, demostrando que el cerco al kirchnerismo es más que palpable.

A partir de ahora Argentina se enfrenta a una segunda vuelta que decidirá si el cambio que se ha dejado entrever en la primera es real, y la sombra alargada de los Kirchner se aleja, o solo se trata de un espejismo más que terminará por continuar un modelo que se ha demostrado ineficiente y generador de conflictos entre el país y las naciones occidentales, perplejas ante las amistosas relaciones del gobierno con regímenes tan cuestionables como el de Nicolás Maduro.

Sin duda, el populismo que ha caracterizado al gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, y alimentado por la deificación del legado de su fallecido marido, no es un buen síntoma de la política argentina. El país debe cambiar sus estructuras, abrirse a las reformas y caminar paulatinamente hacia un desarrollo progresivo que le coloque al nivel de países de similar tamaño e importancia geoestratégica.

En nada ayudan las llamadas contra EEUU o Europa, el gobierno saliente de los comicios debe asegurar un futuro de bienestar a los argentinos, olvidando los fanatismos sectarios y centrándose en mejorar sus nexos con estados, tanto de su entorno, como de otros continentes. De ese deseo depende que el país consiga aliarse con el mundo desarrollado o por el contrario termine por sumergirse en la irrelevancia.



Programa de actualidad con una mirada joven dirigido por Samuel Díaz y presentado por Álvaro Lombard.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.