.
.

La llegada de un posible cambio a Venezuela


venezuela

Miguel Ángel Rodríguez Rodríguez – Madrid 11/12/2015

La oposición Venezolana logró el pasado domingo desbancar al partido de Maduro. La Mesa de la Unidad Democrática se hizo con 112 escaños de los 167 que componen el parlamento venezolano. Diversos analistas políticos han afirmado que este podría ser el inicio del cambio hacia una Venezuela más libre y democrática.

La MUD alcanzó el pasado día 6 de diciembre su primera victoria significativa tras diecisiete años en la oposición a aquellos partidos que apoyaban a Hugo Chávez. La coalición, formada por socialdemócratas, progresistas, democristianos y laboralistas obtuvo 7.700.000 votos, un 44,9% más que en las anteriores elecciones. Unidad Democrática se ha aprovechado de la ley electoral impuesta por los defensores de Nicolás Maduro, actual Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, para lograr estos resultados. Este régimen electoral daba un mayor peso a las provincias tradicionalmente afines al régimen de Chávez, sin embargo, esta vez no ha sido así.

En unas elecciones donde la participación ha aumentado un 11,6%, la peor parte se la ha llevado el Gran Polo Patriótico Simón Bolívar, que surgió en 2012 como una coalición de partidos que apoyaban la reelección de Hugo Chávez como presidente. Según la ley electoral que ellos mismos establecieron, pese a haber aumentado sus votos en un 3,2%, les han correspondido 55 asientos en el Parlamento, 43 menos que en la anterior legislatura.

La Ley Orgánica de Procesos Electorales ha obligado que durante todos los comicios las elecciones estuviesen supervisadas tanto por diversas organizaciones civiles venezolanas como por instituciones internacionales. La ONU y la Organización de Estados Americanos han sido algunos de los encargados de observar este proceso.

Los objetivos de la MUD

Una vez lograda una amplia representación dentro del Parlamento llega el momento de que la oposición a Maduro logre sus objetivos. Sin embargo, esto no será fácil, pues deberá sortear algunos escoyos. En un primer momento la coalición de centro-derecha deberá permanecer unida si desea convertirse en un gobierno estable. La diferencia de ideas entre los distintos parlamentarios es bastante notable, sobre todo a la hora de hablar de los principales objetivos. Una sección del partido está a favor de priorizar la resolución de la crisis en la que se encuentra sumido el país desde hace varios meses, mientras que por otro lado están los defensores de sacar a los presos políticos de la cárcel como primer movimiento.

Además, según los analistas, los votos que han recibido se deben principalmente al castigo que los ciudadanos han querido imponer al Gran Polo Patriótico. Por este motivo deben conseguir convencer al electorado con reformas y medidas dirigidas a solventar los problemas más importantes del país. Otra de las dificultades con la que se van a encontrar es la necesidad de pactar con Maduro si no quieren que este bloquee todas las medidas que propongan.

Finalmente la MUD podría proponer una reforma que redujese el periodo presidencial o limitase la reeleción definitiva, para poder llevar esto a cabo necesitaría de un líder que decidiese tomar las riendas. Esta figura debe ser alguien que refleje el cambio político que la nueva coalición quiere mostrar pero que, a su vez, no genere desconfianza en la ciudadanía. Sin embargo, el problema es que los líderes más representativos de la oposición no están ahora en la Asamblea, con lo que deberán elegir a un nuevo dirigente.

Esperanzas para Leopoldo López

La obtención de dos tercios del Parlamento por parte de la MUD ha supuesto una nueva esperanza para la familia de Leopoldo López, preso político en Venezuela desde hace dos años. López, uno de los principales dirigentes de la oposición a Maduro, fue arrestado hace casi dos años por incitar a la violencia el 12 de febrero de 2014, cuando unas manifestaciones se saldaron con 43 fallecidos y centenares de heridos. López fue sentenciado a 14 años de prisión el pasado septiembre por considerarle autor intelectual de los asesinatos de ese día mediante el incentivo a la violencia a través de su discurso y diversos tweets. Con la recién adquirida fuerza política de la MUD el padre de Leopoldo López ve posibilidades de que liberen a su hijo.

Nos hemos dejado de sorprender por las grandes atrocidades que se cometen en el mundo y que no nos paramos a pensar lo que de verdad ocurre a nuestro alrededor. A día de hoy sigue habiendo presos políticos en países que podríamos considerar civilizados y que están integrados en el día a día de la comunidad occidental. Las cosas ocurren y nosotros no hacemos nada, únicamente nos mantenemos en nuestra zona de confort y cuando nos cuentan algo así nos escandalizamos, pero minutos después volvemos a pensar en nuestro bienestar.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.