.
.

La corrupción amenaza al mundo del tenis


Alicia Magdaleno Castaño – Madrid 22/01/2016

Ha afectado al fútbol, ciclismo y atletismo, y parece que ahora le toca al tenis. La corrupción está de moda, y poco a poco va tocando todos los deportes, incluso los que supuestamente siempre habían estado en paz. Según revelaron el pasado lunes 18 la cadena británica BBC y la página web Buzzfeed, se han producido en el pasado unos supuestos arreglos de partidos por parte de algunos de los mejores jugadores que ganaron títulos de Grand Slam.

La BBC y la página web Buzzfeed han sido los encargados de realizar una investigación conjunta y de sacar a la luz esta supuesta corrupción que parecía haber sido ocultada desde hace tiempo. En la pasada década, 16 de los jugadores que figuraban entre los 50 mejores del mundo fueron marcados bajo sospecha de pactar los resultados de los partidos. A pesar de esto, la TIU (Unidad de Integridad del Tenis) les permitió seguir compitiendo, según cuenta la BBC, aunque esta organización se califica por tener una tolerancia cero en lo que respecta a casos de corrupción.

El medio de comunicación británico no ha dado nombres de los supuestos implicados en este “arreglo” de partidos por parte de los jugadores, pero ocho de ellos parece que actualmente están participando en el Abierto de Australia.

La ATP (Asociación de Tenistas Profesionales) convocó una rueda de prensa urgente en cuanto se dio a conocer esta noticia, con el objetivo de defender a los deportistas. “La Unidad de Integridad y las autoridades del tenis rechazamos absolutamente cualquier indicio de que no se haya investigado adecuadamente alguna evidencia sobre arreglo de partidos”, señaló Chris Kermode, presidente de la ATP.

Rusia e Italia, en el punto de mira

Tras la investigación que han llevado a cabo los medios británicos, han encontrado pruebas de que en 2007 estos dos países se gastaron miles de dólares por parte de los grupos de apostadores en estos supuestos partidos amañados, tres de los cuales se disputaron en el torneo de Wimbledon. Uno de los que despertó sospechas fue el partido entre Nikolay Davydenko y Martin Vassallo Argüello.

Posteriormente, en un informe confidencial para las autoridades del tenis publicado en 2008 se corroboró que 28 jugadores involucrados en estos partidos amañados debían ser investigados, pero nunca hubo un seguimiento de lo dicho en tal informe. No fue hasta 2009 cuando se aprobó un código anti-corrupción, que no fue efectivo para las faltas anteriormente citadas al haberse producido antes de la aprobación de dicho código. Como informada un portavoz de la UIT a la BB5C, “no se abrió ninguna investigación sobre los jugadores que fueron mencionados en el informe de 2008”.

Djokovic sufrió un intento de soborno

El mismo lunes de publicarse la noticia, el serbio afirmó que en 2007 sufrió un intento de soborno de 200.000 dólares con la condición de que se dejara ganar en la primera ronda del torneo de San Petersburgo. “Se me acercaron indirectamente a través de las personas que trabajaban conmigo en ese momento. Obviamente, dijimos que no. La persona que estaba tratando de ponerse en contacto conmigo ni siquiera vino a mí de forma directa”, ha comentado Djokovic. “Para mí, es un acto que va en contra de los valores del deporte, es un crimen contra el deporte”, prosigue, terminando por subrayar que desde entonces no ha vuelto “a escuchar algo similar”.

Por su parte, la mejor jugadora de tenis del mundo, Serena Williams, también ha querido dar su opinión en este asunto, afirmando que no entiende cómo alguien puede jugar para perder. “Como atleta hago todo lo que puedo no sólo para ser una grande, sino histórica”, añadió.

Mark Philips, de gran ayuda para la investigación de la BBC

Philips fue uno de los participantes que llevaron a cabo las investigaciones de 2007, y ha querido servir de ayuda a la BBC y su trabajo de destapar pruebas. Mark halló una actividad reiterada de apuestas sospechosas alrededor de un grupo en concreto. “Había un grupo de unos 10 jugadores que pensamos que eran los perpetradores más constantes, que estaban en la raíz del problema”, afirma.

Cree que la información recopilada en 2008 era fuerte, y podría haber permitido arrancar el problema de raíz, pero la UIT decidió cerrar el caso. Es la primera vez que Philips ha hablado públicamente acerca del material que recolectó hace casi una década, material que tendría que haber evitado que nueve años después se destapara este escándalo que trae a muchos altos cargos de cabeza.

La BBC, como ya hemos dicho, no ha podido revelar los nombres de los jugadores implicados en la corrupción, porque al no poseer ni sus teléfonos ni cuentas bancarias, entre otros datos, no puede probar si han estado participando personalmente en esta serie de engaños. Sin embargo, la UIT sí que tiene la posibilidad de reunir estas informaciones, pero Willerton, director de la UIT, dijo que “no es tarea de las empresas de apuestas hacer juicios sobre actividades corruptas. Toda la información recibida por la UIT es analizada, valorada e investigada por experimentados ex investigadores policiales”.

Por lo tanto, a no ser que las autoridades capacitadas para investigar más hondamente en el asunto quieran hacerlo, los casos de corrupción de partidos en este deporte puede que se sigan repitiendo a lo largo de los años. No olvidemos que ocho de los jugadores señalados por las manos acusadoras participan en el Abierto de Australia que se ha empezado a disputar esta misma semana.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.